Radio Escuela Namunkurá

La Namunkurá nació, en el aire de la frecuencia modulada de la ciudad, el 10 de enero de 2012: aunque, como todos los espacios dentro de la Fundación Ceferino Namuncurá, nació mucho antes.
Desde 2010 y como parte de los distintos talleres que tienen las pibas y los pibes que concurren a la Fundación Ceferino Namuncurá comenzó a trabajarse con el taller de radio que consistía en el aprendizaje de la operación técnica.

Nacida como canal de expresión de la Fundación Ceferino Namuncurá intentó combinar desde su inicio tres aspectos radiales: tradicional, escuela y comunitaria.
Entendemos como radio tradicional, o comercial, aquella que tiene como objetivos principales la tarea de entretener, informar y generar ganancias mediante la venta de espacios publicitarios.

Radio escuela, en tanto, es aquel medio de comunicación cuyos contenidos están planteados con la idea de los alumnos en un doble rol, a la hora de aprender: como oyentes críticos, atentos a cómo se realiza un programa, un artístico, o un especial; y como realizadores integrales, ya que la programación también se nutre de las producciones de esos alumnos, quienes cumplen todos los roles necesarios para la puesta al aire.

Finalmente, definimos radio comunitaria como un medio sin fines de lucro, donde un grupo determinado, en este caso la Fundación Ceferino Namuncurá, define los contenidos de la programación y decide cuáles son sus prioridades y necesidades. La Radio Comunitaria defiende los intereses de la localidad donde funciona y se caracteriza por la promoción de la participación plena de todos los miembros que la conforman. El objetivo fundamental de este tipo de radios es promover y mejorar las condiciones sociales, educativas y la calidad de vida de la comunidad en general.

En una era íntimamente soslayada por las comunicaciones, uno de los máximos desafíos previstos fue el de despertar el interés del joven por un medio que, surgido a principios del siglo pasado, fue “postergado” por otras estructuras tecnológicas.
A sabiendas del uso de internet, o bien la utilización que se hace de los teléfonos, cada vez más sofisticados, como una herramienta “auditiva” para el alumno, la radio podría significar para algunos como un espacio en donde oír o “pasar” música.

Entonces, el primer paso en esta “trilogía” de radio escuela, tradicional y comunitaria, era el de generar un acercamiento entre el medio (la radio) y el alumno para que, a partir de esa sensación de pertenencia al espacio, pudiesen presentarse los aspectos que suelen manifestarse en una radio tradicional con temas de interés propio cuya raíz fuese la “comunitaria”.

Con una decidida postura política en cuanto a temas sensibles para la sociedad, Radio Namunkurá se propuso, desde su orillo, como un medio alternativo al modelo establecido en la comunidad para con los medios de difusión, los cuales a menudo se demuestran rehenes de los compromisos ejercidos a partir de la pauta publicitaria, ya sea proveniente de organismos estatales o de empresas privadas.