Viernes 30 de Octubre del 2020 - Buenos Aires

Contra la impunidad biológica: arrancó juicio por crímenes de la dictadura en centros de tortura del sur del Gran Buenos Aires

El TOF de La Plata juzgará a 18 represores que actuaron en los centros clandestinos de detención conocidos como Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes, Brigada de ingestigaciones de Lanús, y El Infierno de Avellaneda.

Escuchar/Descargar el reporte desde Radio Ahijuna, de Quilmes, Buenos Aires.

Esta semana comenzó el juicio por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura ocurridos en los ex centros clandestinos de detención y torturas conocidos como Pozo de Quilmes, Pozo de Banfield, Brigada de investigaciones de Lanús y El Infierno de Avellaneda.

En la primera jornada virtual se dio lectura de los autos de elevación a juicio contra 18 represores por su participación en secuestros, torturas, asesinatos, abusos sexuales y apropiación de bebés.

En comunicación con Radio Ahijuna, la abogada querellante Guadalupe Godoy afirmó que “era urgente” que comience este juicio “porque pasaron 40 años y por lo que han denominado ‘impunidad biológica’”, aquellos imputados que por su edad son apartados del proceso o fallecen antes de ser juzgados.

Está previsto que de acá a fin de año se adelanten otras situaciones del juicio que no requieran la presencia de los testigos. La semana que viene va a haber las indagatorias de los imputados y después va a ser la exhibición de los testimonios que prestaron en su momento tres sobrevivientes que fallecieron antes de llegar a este juicio”, describió la integrante de la Liga Argentina por los Derechos Humanos. Las personas a las que se refiere son Adriana Calvo (sobreviviente del Pozo de Banfield), Nilda Eloy (sobreviviente de la Brigada de Investigaciones de Lanús), y Cristina Gioglio (sobreviviente del Pozo de Quilmes).

Los primeros de los 400 testigos dejaron su testimonio filmado y luego será el turno de los “testigos de contexto” y de integrantes del Equipo Argentino de Antropolgía Forense (EAAF). Esto “nos permite ampliar las acusaciones por el delito de homicidios en los casos donde el equipo ha identificado los cuerpos de las personas desaparecidas”, agregó la letrada.

Entre los imputados se encuentra el genocida Miguel Angel Etchecolatz, quién ya fue juzgado y cumple condena por otras causas de lesa humanidad. Godoy se refirió al momento que protagonizó el dictador: “Esto de hacer escena es propio de él y siempre tiene éxito. Recuerdo el papelito con el nombre de López, desmayo, son cosas que hace además en los días que hay mucha prensa y le encontró la vuelta en la virtualidad. Fue muy impactante. Estaba en perfectas condiciones, después el tribunal informó que no había descompensación ni nada por el estilo. Sólo hizo un berrinche y se negaba a volver pero es propio de su perfil”.

No he parado de llorar desde que comenzo la audiencia, ha sido una jornada de mucha emocion y de sentimientos encontrados”, dijo Mabel Garcia, sobreviviente del Pozo de Quilmes.

Las madres, las Abuelas, los Hijos, continuamos pidiendo, exigiendo esa justicia que no llega o que llega tarde”, opinó Delia Giovanola, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo.

Es difícil describir cómo me siento, mucha tristeza y mucha esperanza”, agregó quien busca a su nieto nacido en el Pozo de Bandfield y a su hija Stella Maris Montesana,

Por su parte, “El polaco” Ruben Schell, sobreviviente del Pozo de Quilmes, manifestó: “Bravo, emotivo, muy esperado. Con esos momentos de arranques de furia que me caracteriza al ver a esos ‘pobres viejitos’ haciéndose las víctimas, riéndose, haciendo muecas, gestos”.

Las audiencias se realizarán cada martes, en lo que será un proceso judicial largo en busca de memoria, verdad y justicia.

Más Noticias