Jueves 25 de Noviembre del 2021 - CABA

Trabajadores de enfermería exigen reconocimiento profesional y salarial al Gobierno porteño

Enfermeros y trabajadores de la salud marcharon hacia el Congreso de la Nación en reclamo de un reconocimiento profesional, un bono de fin año y el pase a planta permanente.

Enfermeros y trabajadores de la salud marcharon en la Ciudad de Buenos Aires reclamando el reconocimiento profesional en todo el país, en el marco del Día Nacional de la Enfermería, celebrado el 21 de noviembre.

Durante el miércoles se realizaron dos actividades en reclamo de un reconocimiento profesional, un bono de 100 mil pesos y el pase a planta permanente. La primera comenzó a la mañana con una concentración en frente al Congreso de la Nación que luego marchó hacia la Plaza de Mayo. De esta actividad participaron la Asociación de Enfermería de la Capital Federal, el Sindicato de Trabajadores de Enfermería (SITRE) y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina.

Por otro lado, a la tarde, la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) de la Ciudad de Buenos Aires convocó a una segunda marcha de antorchas desde el Congreso a la Plaza de Mayo.

Christian Acosta, enfermero del Hospital Ramos Mejía y referente del (SITRE), dijo en Radio Gráfica que en el sector hay “un nivel de agotamiento muy alto y no hay reconocimiento de ningún tipo” por parte del Gobierno de la Ciudad.

Vemos un reconocimiento social pero no institucionalmente. Los empleadores, tanto estatales como privados, no han dado muestra de que estén agradecidos por la gran labor que hizo el personal de salud porque los salarios están muy atrasados”, remarcó.

Nosotros tenemos un reclamo fuerte, que fue el puntapié en el 2018 para que la Enfermería se movilice como nunca, que fue la exclusión de la carrera profesional de los licenciados en enfermería. Fue un cachetazo a todos que en la ciudad más rica del país deje afuera a un colectivo tan importante de la carrera profesional. Nos impacta directamente en el sueldo, significa una pérdida del 100 por 100 del salario real en el bolsillo. Eso fue muy movilizante”, añadió.

Por último, Acosta aseguró que muchos trabajadores y trabajadoras deben contar con dos o tres trabajos “para tener un sueldo más o menos digno y poder sostener a nuestra familia”. Y subrayó: “Cualquier alquiler sale 30 mil pesos y el sueldo promedio de la ciudad es de 50 mil. ¿Cómo pretenden que vivamos? Lo que estamos exigiendo es eso, salarios dignos y la consideración de un régimen especial de jubilación”.

Más Noticias