Martes 22 de Septiembre del 2020 - Rosario

Suman camas pero las terapias intensivas siguen al límite por el aumento de contagios

Agregaron 13 camas a las 77 disponibles, como había advertido el gobernador Perotti el fin de semana. Rosalía Angaroni, vicedirectora del Hospital Provincial de Rosario, contó en Aire Libre que "hay un número aproximado de 500 casos diarios en la ciudad".

Escuchar/Descargar el reporte de Ignacio Cagliero desde Aire Libre Radio Comunitaria de Rosario, Santa Fe.

En la provincia de Santa Fe, Rosario y la región continúan el alerta ante la cantidad de casos de coronavirus que se registran día a día.

Este fin de semana el gobernador Omar Perotti extendió por siete días las restricciones en el sur de la provincia y fue contundente con el mensaje: “en Rosario quedan 77 camas de terapia intensiva disponibles”.

En ese marco, el Hospital Provincial de Rosario reacondicionó sus instalaciones para sumar 13 camas más al área de cuidados intensivos destinada a pacientes con coronavirus. Rosalía Angaroni, vicedirectora del Hospital Provincial, aseguró que las últimas dos semanas “fueron críticas con el tema de la aparición de casos”.

Hay más de 26 mil casos positivos en la provincia y más de 13 mil en Rosario. Hay un número aproximado de 500 casos diarios en la ciudad. Eso hizo que aumente el número de consultas, por ende el número de pacientes internados”, agregó en comunicación con Aire Libre Radio Comunitaria.

También señaló que cuentan con personal que tiene la enfermedad en curso y otro que se encuentra aislado. “Tenemos este problema que agrava la situación de cansancio que hay en el personal”, aseguró y se refirió al cansancio de los trabajadores y trabajadoras de la salud desde el inicio de la pandemia: “Los trabajadores hace meses que están sin vacaciones, sin francos, y a eso se le agrega que muchos de ellos deben estar aislados, entonces su trabajo recae sobre los que quedan. Sobre todo en las áreas de terapia intensiva, que es personal de salud que tiene una preparación especial que no es fácil de conseguir ni de reemplazar”.

Asimismo, Angaroni destacó que la cuarentena permitió ganar tiempo y preparar el sistema de salud en la ciudad. “El pico (de contagios) se fue posponiendo con las medidas que se fueron tomando desde el nivel ministerial”, afirmó pero advirtió que “ahora sí estamos con un número alto de casos por día pero no sabemos si es el pico realmente. También depende mucho de que la gente tome conciencia de seguir cuidándose”.

Más Noticias