Viernes 16 de Julio del 2021 - Nacionales

Senado dio media sanción al proyecto de desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo

El proyecto fue aprobado por el voto afirmativo de 56 senadores; 5 votos negativos y 1 abstención y será enviado a la Cámara de Diputados en busca de la media sanción que la convierta en ley.

La Cámara de Senadores de la Nación dio media sanción al proyecto de ley “Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial”, que establece los mecanismos para la regulación de la actividad, fomenta el desarrollo de la cadena productiva.

El proyecto fue aprobado por el voto afirmativo de 56 senadores; 5 votos negativos y 1 abstención.

El senador por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá (Frente de Todos), actuó como miembro informante y sostuvo que el autocultivo medicinal tuvo un crecimiento exponencial en los últimos años. 

La legalización del uso medicinal y terapéutico del cannabis ha dado un importante impulso a una industria global que tiene una enorme potencialidad de crecimiento. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes ha informado que el crecimiento ha sido exponencial: en el 2000 se producían 1,4 toneladas por año; en el 2010, 9,3; y el informe del 2018, 290 toneladas”, detalló.

Durante su exposición el puntano aseguró que “con esta ley, la actividad sale de la ilegalidad y es en la ilegalidad donde anidan núcleos de corrupción. El uso medicinal puede llevar a un alivio de muchas patologías”. 

El cáñamo era legal y se producía en nuestro país, pero la dictadura hizo clandestina a una actividad que en el mundo está aceptada, estamos sacando esa prohibición que va a permitir, cumpliendo con las normas de esta ley, producir el cáñamo”, indicó. 

La iniciativa fue impulsada por Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, y cuenta con el apoyo de la Cámara Argentina del Cannabis y de organizaciones cannábicas que integran familias que deciden administrar la salud de sus seres queridos mediante el autocultivo con fines medicinales. 

Con su aprobación estaremos en condiciones de garantizar el suministro de los derivados del cannabis a todas las personas que por diferentes motivos no pueden ser cultivadores”, destacó la senadora por Río Negro, Silvina García Larraburu (FdT), quien también sostuvo que “estamos creando y regulando un nuevo mercado, y lo hacemos desde un anclaje basado fundamentalmente en la salud pública”.

La legisladora subrayó que el texto “brinda un conjunto de herramientas que va a permitir diversificar nuestra matriz productiva” y que permitirá “incorporar valor agregado en origen, generar trabajo calificado y de calidad, lo cual redundará en beneficio de nuestras economías regionales y la generación de nuevas y genuinas divisas”.

Puntos destacados del proyecto de ley

Se crea el marco regulatorio de la cadena de producción y comercialización nacional y/o con fines de exportación de la planta de cannabis, sus semillas y sus productos derivados afectados al uso medicinal, incluyendo la investigación científica y el uso industrial, promoviendo así el desarrollo nacional de la cadena productiva sectorial.

Crea la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (ARICCAME) como organismo descentralizado en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Productivo, con el objetivo de regular, controlar y emitir las autorizaciones administrativas para uso de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados. También tendrá la función regular la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición, por cualquier título de semillas de la planta de cannabis, del cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

La autoridad regulatoria estará facultada para regular, emitir y controlar las autorizaciones administrativas que permitan el registro e inscripción de semillas, cultivo, cosecha, almacenamiento, fraccionamiento, transporte, distribución, procesamiento, comercialización y cualquier otra etapa o actividad económica que integre la cadena productiva del cannabis, sus semillas y sus derivados afectados a los usos medicinal e industrial.

El Senado también convirtió en ley el nuevo marco regulatorio de los biocombustibles y la reforma del monotributo y los impuestos a las ganancias y los bienes personas. Además aprobó el decreto nacional que modificó la ley de vacunas.

Más Noticias