Martes 22 de Junio del 2021 - Corrientes

Se inauguró la Escuela Popular de Formación en Género y Diversidad “Irú, libres e iguales”

En la localidad correntina de Goya, nació el proyecto de la Asociación Civil Mate Ñee con certificación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

Escuchar/Descargar el reporte desde FM La Chicharra de Goya, Corrientes.

En Goya, al sur de la provincia de Corrientes, se inauguró la Escuela Popular de Formación en Género y Diversidad “Irú, libres e Iguales”, un proyecto de la Asociación Civil Mate Ñee con certificación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

En declaraciones a FM La Chicharra, Eladia Fernández, integrante del equipo de coordinación y tallerista, destacó que “la escuela de género viene a generar un espacio de debate, aprendizaje, de conocer también nuestras historias y realidad”.

También contó que el primer encuentro “significó deconstruir esta idea de género binario, esa construcción sociocultural que pesa arriba nuestro, y que a partir de acá nos vamos a ir con unos lentes que nos hagan ver las cosa desde otro lugar”.

Irú, significa amiga, amigue, amigo en guaraní y su elección tiene que ver con la intención de desafiar lo establecido. Así como las mujeres y diversidades de la zona rural de Goya que se acercaron a la escuela a transformar realidades.

Me gustaría cambiar un poco el pensamiento de lo que hay en la zona rural respecto a género porque en la zona están muy a la antigua, te cuestionan por cómo te vestís, cortas el pelo, y eso me gustaría cambiar”, anheló Agostina, del paraje El Sauce.

Irú inició su ciclo lectivo con ocho encuentros en distintas zonas de la región periurbana y rural de Goya, San Isidro y Lavalle. La escuela cuenta con un espacio de cuidado para infancias libres, donde les niñes juegan y aprenden las temáticas de género y diversidad.

Que las niñas pueden usar las cosas de varones, auto o ropa, que los varones pueden jugar con las muñecas o pueden usar cosas de nena porque nadie le puede criticar lo que usan o juegan”, manifestó Valentina, de 8 años, que participa del espacio.

Más Noticias