Jueves 25 de Marzo del 2021 - Córdoba

“Renacen en cada lucha 30 mil flores rojas por la patria que soñamos”

Sol Yornet, nieta de detenidos desaparecidos, leyó un texto que escribió especialmente para el acto que homenajeó a las víctimas del genocidio que vivió el país entre 1976 y 1983 que explica el significado de las flores rojas, un símbolo de la lucha en Córdoba.

Sol Yornet, nieta de detenidos desaparecidos de la última dictadura cívico militar en Argentina, aseguró durante el acto que se realizó en el Parque de la Memoria de Río Ceballos (Córdoba) a 45 años del Golpe de Estado que “todavía le cuesta mucho a este pueblo hablar de todo lo que vivió durante la última dictadura”.

Cuesta mucho poder reconocernos parte de esta historia. Hay mucho dolor, silencios y que estemos acá, que el Parque de la Memoria esté cumpliendo 15 años, implica un reconocimiento de esas voces y de esas historias”, agregó.

Además, leyó un texto que escribió especialmente para el acto que homenajeó a las víctimas del genocidio que vivió el país entre 1976 y 1983 que explica el significado de las flores rojas, un símbolo de la lucha en Córdoba.

Texto completo:

Las flores rojas son un símbolo de lucha que aunque muere deja semillas para volver a nacer. Las flores rojas son símbolo de ausencia, donde hay una flor hay alguien que no está. Son un regalo y una invitación a charlar, a compartir. Son una herramienta contra el olvido.

Con la flor caminan los recuerdos, las anécdotas, su color y textura material.

¿Qué pasa cuando no hay un cuerpo al que darle sepultura? ¿Dónde se llora cuando no se conoce el destino final de un ser querido? ¿Cómo se lo tiene presente si las historias se confunden o se pierden?

La flores rojas las llevamos por nuestros cmpañeros, las llevamos por las compañeras a las que les robaron sus bebés, por los hermanos que no saben quiénes son su familia.

¿Qué hacemos para no olvidar? “Hagamos flores”, dijo la Emi. Y así se llevaron cientos de flores rojas de papel a las audiencias de los primeros juicios. Los milicos protestaron en el banquillo, le pidieron al juez que las quitara y las prohibiera.

“¿Cómo voy a prohibir flores de papel?”, dijo el juez, y los milicos apretaron los dientes. Desde ese momento las calles de Córdoba se llenan de flores rojas y se llenan las plazas, escuelas, veredas y parques.

Hacen flores rojas los niños y niñas y se llenan de flores los clubes y las universidades. Hacen flores rojas los jóvenes y se llenan de flores las fiestas, las remeras y los cabellos. Hacen flores rojas los abuelos y las abuelas y renacen en cada lucha 30 mil flores rojas por la patria que soñamos.

*Foto: Facultad Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba.

Más Noticias