Miercoles 15 de Abril del 2020 - Jujuy

Morales marcará casas por coronavirus y lo acusan de “estigmatizar y criminalizar”

El gobernador declaró que marcará las casas de las personas que realizan la cuarentena para "avisar a los vecinos". Desde la organizacion ANDHES sostienen que es una medida estigmatizante, discriminatoria y que viola las leyes nacionales de protección a pacientes.

Escuchar/Descargar la entrevista completa a Malka Manestar, de ANDHES .

El gobernador de Jujuy Gerardo Morales anunció que pondrá una faja en los hogares de quienes regresen a la provincia y deban cumplir cuarentena. Según explicó en televisión, será para que el resto de los vecinos sepan que esa familia puede contagiarlos. «Vamos a decirle a los vecinos de la cuadra y de la manzana, que esa familia, la que fuera, está en cuarentena. Y que si salen, pueden contagiar a alguien, va a haber un control social», resaltó el gobernador.

Ante estos dichos, la agrupación de Abogadas y abogados del Noroeste argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES) afirmó que es una medida totalmente estigmatizadora, criminalizadora, punitivista y que está muy lejos de la norma vigente en relación a los derechos humanos de cada paciente.

Malka Manestar, coordinadora institucional de ANDHES, dialogó en el Informativo FARCO y contó que en Jujuy el estado aplica una política de vulneración de derechos. Eso se traduce en el accionar policial, que comete abusos al hacer cumplir la cuarentena «gracias a la potestad que le otorgó el gobierno provincial», agregó.

«Al no haber políticas sociales ni sanitarias más fuertes o más específicas, la política que se está utilizando es la punitiva, la represiva», apuntó Manestar.

Manestar explicó que en Argentina hay leyes que amparan los derechos de los pacientes, como la ley 25.326, de tratamiento de los datos personales, y la 26.529, de derechos del paciente en su relación con los profesionales e instituciones de la salud. Ambas leyes detallan que no se puede revelar información de un o una paciente, violando la confidencialidad, su privacidad, la intimidad o el secreto profesional, ya que los datos de salud son una categoría sensible y merecen una protección muy rigurosa.

«Los datos relacionados a la salud son datos confidenciales, datos de extrema sensibilidad que merecen un tratamiento muy riguroso, muy específico. El estado no podría implementar como política publicar los datos y hacerlos visibles para que todo el mundo sepa», detalló.

A su vez, opinó que las declaraciones del gobernador lejos de ser una medida preventiva que brinde cuidado y tranquilidad, recrudece el temor, el pánico, y favorece la construcción de un enemigo interno en la persona contagiada o potencialmente contagiada de coronavirus.

Hace algunos días Milagro Sala, también señaló que el estado provincial eligió el camino de la vulneración de derechos.

Más Noticias