Jueves 01 de Octubre del 2020 - Buenos Aires

Las tomas de terrenos dejaron en evidencia la crisis habitacional en el Gran Buenos Aires

Damian Ravenna, presidente de la APDH de Zona Norte de la provincia de Buenos Aires, aseguró en FM Tinkunaco que "no existe acto punible contra la propiedad cuando una población o un sector de ella, no teniendo dónde estar, habita predios desocupados”.

Escuchar/Descargar el reporte de Camila Belizán desde FM Tinkunaco de José C. Paz, Buenos Aires.

La toma de tierras lamentablemente no es una novedad. Durante el transcurso de la pandemia se vieron profundizadas situaciones de grupos de personas que decidieron asentarse en diferentes predios desocupados.

El faltante de viviendas se traduce no sólo en la carencia de la misma, sino también en vivir bajo condiciones de hacinamiento, en asentamientos desurbanizados y sin servicios básicos, o en alquileres que arremeten contra derechos de inquilinos, entre algunos casos.

Damian Ravenna, presidente de Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Zona Norte de la Provincia de Buenos Aires, reflexionó sobre esta crisis habitacional y apuntó contra los desalojos que ordenan algunos jueces.

Los desalojos forzados están prohibidos por el pacto que la Argentina suscribió. Siguiendo el razonamiento de pactos, tratados y convenciones de derechos humanos, no existe acto punible contra la propiedad cuando una población o un sector de ella, no teniendo dónde estar, habita predios desocupados”, señaló en comunicación con FM Tinkunaco.

También consideró que “una vivienda adecuada no es solamente un techo sobre nuestras cabezas”. “Una vivienda para ser adecuada debe tener espacios para todos quienes la habitan,debe tener luz y agua, debe permitir cercanía con los centros de salud y educación además de laborales”, agregó y resaltó: “Es decir, una vivienda no es adecuada si en el entorno no hay posibilidades de empleo. Acá vemos cómo la violación a la vivienda adecuada trae como coronario la violación a otros derechos humanos”.

En el noroeste del Conurbano bonaerense, 300 familias llevan adelante una toma en la localidad de Moreno en el barrio La Bibiana. La ocupación del espacio inició hace más de un año, pero la pandemia agudizo la situación.

Viviana Amarilla, vecina del barrio , contó a la radio comunitaria que no tienen ingresos económicos. “Toda la gente que estamos acá no podemos salir a trabajar. Al no tener un permiso del Gobierno para circular estamos sin un peso como para agarrar un alquiler y volver”, expresó. Mientras tanto, la respuesta de la intendenta Mariel Fernández es el desalojo.

Por otro lado, el miércoles por la tarde se conoció la postergación por 15 días del desalojo previsto a las familias que ocupan un predio desocupado en la localidad de Guernica, Partido de Presidente Perón, que estaba planificado para este jueves.

Más Noticias