Lunes 19 de Octubre del 2020 - Bolivia

Gabriel Villalba: “El bloque nacional y popular ha sido recompensado con la confianza del electorado boliviano”

Así se refirió el analista boliviano, Gabriel Villalba, especializado en geopolítica y comunicación política, en comunicación con el Informativo FARCO.

El analista boliviano Gabriel Villalba, especializado en geopolítica y comunicación política, aseguró que los resultados electorales en Bolivia “fueron sorpresivos porque se veía la polarización del país”. Sin embargo, resaltó que según “los últimos estudios de opinión de diferentes empresas encuestadoras”, el Movimiento al Socialismo (MAS) se posicionaba como “la primera fuerza política de Bolivia”.

En declaraciones al Informativo FARCO, opinó que los diferentes partidos políticos que participaron de la elección “se agruparon en función de atacar a un bloque nacional y popular como el MAS que nuevamente está siendo recompensado con la confianza del electorado boliviano”.

Consultado sobre qué pasará con los actores del golpe de Estado en noviembre pasado – que provocó la renuncia de Evo Morales y su posterior exilio del país – y los responsables de las masacres cometidas, VIllalba respondió: “Los delitos cometidos contra los derechos humanos durante el golpe de Estado en Bolivia, y la responsabilidad de cada uno de los actores, son imprescriptibles”.

El analista político afirmó que muchos de los casos “fueron documentados” y son seguidos por distintos organismos internacionales, como la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos o la Corte Penal Internacional.

En ese sentido, sostuvo que la nueva administración gubernamental “tiene que hacer seguimiento riguroso y minucioso a los procesos internacionales que se están siguiendo contra personajes que han sido actores inmediatos y directos de las masacres de Sacaba, Senkata, de El Pedregal, de Cara Cara como responsabilidad con las familias de las víctimas de esas masacres”.

Un caso emblemático es el del periodista argentino Sebastián Moro, de Prensa Rural, que también fue asesinado y no se ha esclarecido las condiciones de su fallecimiento”, señaló.

Moro entrevistó a Villalba y realizó un artículo periodístico titulado La nueva maquinaria golpista de Estados Unidos en Bolivia. “Dos días después me contesta el celular su hermana indicándome que estaba en terapia intensiva y que lo habían golpeado, hasta comunicarme que producto de los golpes había fallecido”.

Hay innumerables casos de esta naturaleza, inherentes a la violación de los derechos humanos durante el golpe de Estado en Bolivia que se tienen que esclarecer y que tienen que tener continuidad. Esto no significa ninguna clase de revanchismo político sino apegarse estrictamente a la ley y al cumplimiento de los derechos humanos”, aseguró Villalba.

En la noche del domingo, después de conocer que los boca de urna lo daban como el candidato presidencial elegido por el pueblo boliviano, Luis Arce reconoció que deben “reconducir el proceso de cambio” y “aprender de los errores”.

Al respecto, Villalba consideró que durante los años de gestión, el Gobierno de Evo Morales “generó un proceso de reconfiguración en la mentalidad del boliviano”.

Ha generado un proceso de andamiaje económico a partir de un modelo socioeconómico comunitario productivo, galardonado por todos los organismos internacionales especializados en economía, como la CEPAL, el BID, y el Banco Mundial”, opinó sobre uno de los pilares del Gobierno de Morales. Y agregó: “Un modelo que ha sido eficiente porque entiende la realidad social del pueblo boliviano y además genera el dinamismo económico a partir del Estado como actor fundamental. Eso no quita la participación mixta ni privada pero prepondera el dinamismo económico a partir de las empresas públicas y estratégicas del Estado”.

La nueva administración va a tener que contar y enfocarse en superar problemas que han sido altamente demandados por la propia población”, dice Villalba, y clasifica en dos los perfiles de “liderazgos”. Por un lado, los que provienen del ámbito social o sindical, “que cuando tienen el ejercicio del poder tienen una carencia absoluta del ámbito técnico profesional o de la administración estatal”. Por otro lado, “los técnicos casi tecnócratas, que tampoco entienden la realidad social y por eso no pueden plantear políticas eficientes. Creo que ningún extremo es el adecuado para la realidad social tan compleja del pueblo boliviano”.

Evo Morales daba algunos tips en las últimas gestiones, que el servidor público tiene que ser una persona que conozca la realidad social boliviana pero también tiene que tener una alta formación, sea en un perfil técnico o profesional. Fusionar ambos aspectos. Creo que ese es el deber ser del servidor público que tiene que ser preponderado por la nueva administración del Movimiento al Socialismo”, agregó.

Más Noticias