Martes 23 de Febrero del 2021 - México

El presidente defendió su actuación ante el caso de los vacunados de privilegio

“El hecho, sin duda, es reprobable porque nadie puede avalar que en la circunstancias que vivimos alguien tenga la posibilidad de adelantarse en la vacunación”, consideró el mandatario en la conferencia de prensa del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

En su segunda jornada de visita en México por el 200° Aniversario de la Independencia que aquel país, el presidente Alberto Fernández se sumó al reclamo del país centroamericano a los países poderosos que acaparan vacunas contra el Covid-19.

Quiero acompañar la gestión de México en favor de la universalización de la vacuna y quiero acompañar las quejas de México por la forma en que la vacuna se ha acaparado en una decena de países en desmedro de muchos otros”, aseguró el mandatario argentino durante la conferencia de prensa habitual que realiza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fernández se refirió a la exposición que realizó anteriormente el canciller mexicano sobre el incumplimiento de los contratos firmados para la adquisición de las vacunas contra el coronavirus: “Estamos igual que México, tratando de sortear esa falta de vacuna recurriendo a todas las ofertas que en el mundo se dan, que además tienen que tener la seriedad adecuada, la aprobación de la autoridad sanitaria, haber desarrollado las tres fases necesarias para garantizar la calidad de la vacuna”.

En otro tramo de su exposición, Alberto Fernández se refirió al listado de los vacunados de privilegio bajo la gestión del exministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien renunció al cargo por pedido del presidente. Al respecto, aseguró que “los medios en Argentina ponen a Alberto Fernández entre los que recibió la vacuna indebidamente pero yo me tuve que dar la vacuna porque los medios argentinos decían que no se podía confiar en la vacuna rusa.

Tuve que convocar a la confianza ciudadana”, remarcó el jefe de Estado. Y agregó: “Por el mismo motivo se dio la vacuna Cristina (Fernández de Kirchner), Axel (Kicillof), y muchos otros gobernadores, muchos de los cuales ni siquiera son oficialistas, e intendentes, que tampoco son oficialistas”.

En ese sentido, criticó la “campaña despiadada” de los medios hegemónicos de comunicación “para hacerle sentir a los argentinos que la Sputnik V era veneno”.

Hasta me denunciaron por ‘estar distribuyendo veneno’. Ahora resulta que los que me denunciaron me piden por favor que le de el ‘veneno’ a ellos y que consiga más”, señaló.

Por otro lado, calificó de “payasadas” las denuncias hechas contra González García y mandó a “releer el Código Penal” a los fiscales porque “ya hicieron demasiadas sinvergüenzadas para que sigan haciéndolas”.

Le pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que deben. No hay ningún tipo penal en Argentina que diga ‘será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila’. No existe ese delito y no se pueden construir delitos graciosamente, ya lo hemos vivido”, agregó.

Si quieren trabajar, tienen muchos delitos para investigar”, expresó el presidente apuntando hacia los fiscales. Y detalló: “Como el negocio de los peajes de Macri; el terrible, lamentable, endeudamiento que la Argentina vivió que no fue otra cosa que un negocio para los amigos del poder; pueden investigar el vaciamiento del Congreso; el negocio de los parques eólicos; la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino para que mueran 44 tripulantes”.

Miren todo lo que tienen que investigar y no investigan”, enfatizó.

El hecho, sin duda, es reprobable porque nadie puede avalar que en la circunstancias que vivimos alguien tenga la posibilidad de adelantarse en la vacunación”, consideró el mandatario, a la vez que pidió que los fiscales “sean estrictos con las lecturas de esas listas porque aparecen personas que deben vacunarse por las características de la acción que desarrollan”.

Por eso, dijo que “el caso del presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y del Senado es algo absolutamente razonable, si uno piensa que deben salir del país y exponerse al riesgo del contagio”, como el del ministro de Economía Martín Guzmán, “que con su equipo tiene que iniciar una gira entre todos los países del G-7 tratando de buscar apoyo para Argentina es algo absolutamente razonable porque su vida queda expuesta”, entre otros.

Más Noticias