Miercoles 23 de Octubre del 2019 - Chile

Chile: Sigue la movilización y hoy comienza un paro general

El presidente Sebastián Piñera ratificó la vigencia del toque de queda y anunció medidas para intentar calmar el descontento. Además pidió perdón por su falta de visión de la situación.

Hoy arrancó en Chile un paro general de 48 horas convocado por los principales sindicatos del país en apoyo a las protestas populares que desde hace seis días se desarrollan en las principales ciudades chilenas.

Por su parte, el presidente Sebastián Piñera ratificó la vigencia del toque de queda y anunció medidas para intentar calmar el descontento.

Piñera además pidió disculpas por su «falta de visión» de la situación. «Frente a las legítimas necesidades y demandas sociales de la ciudadanía, hemos escuchado con mucha atención y mucha humildad, porque nos han entregado un mensaje muy potente. Es verdad que la mayoría de los problemas no se han producido en los íltimos días, se venían acumulando hace décadas, pero es verdad también que nos distintos gobiernos no fueron o no fuimos capaces de reconocer esta situación en toda su magnitud» expresó.

El paro fue convocado por al menos una veintena de organizaciones de trabajadores y estudiantes en rechazo la decisión del presidente Sebastián Piñera de poner al país en estado de emergencia y toque de queda, además de recurrir a las fuerzas armadas para controlar las manifestaciones.

En declaraciones a Radio La Mosquitera, Lautaro Videla Moya, militante político y hermano de una dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria asesinada por la dictadura de Augusto Pinochet, opinó que la movilización en Chile es histórica y sorprendente. «No tiene precedente, en una larga historia de actividad política de casi 45 o 50 años, no conocí nunca una expresión que nos tomara tan desprevenidos hasta a los que somos protagonistas» manifestó.

«No hay precedente alguno de una manifestación tan potente».

«Nunca esperamos que un proceso de apoyo a los jovenes secundarios que retomaron el reclamo por el aumento del metro iba a tener una acogida de parte de toda la población» señaló.

El militante consideró que «esta protesta ha tomado la forma de una rebelión frente al gobierno y también a la ausencia de una dirección política que satisfaga a la población».

Más Noticias