Miercoles 23 de Septiembre del 2020 - Internacionales

Alberto Fernández ante la ONU: “La vacuna tiene que ser un bien público global accesible a todas las naciones”

El presidente fue el décimo orador en la primera jornada de la 75° Asamblea General del organismo internacional. Durante el discurso reiteró los "legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía" del país sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que "se encuentran ocupados ilegalmente por el Reino Unido hace más de 187 años".

Escuchar/Descargar el discurso completo del presidente Alberto Fernández en la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas.

El presidente Alberto Fernández señaló que la vacuna contra el coronavirus debe “ser un bien público” disponible para todos los países. 

Nosotros sostenemos que la vacuna que se produzca para prevenir la enfermedad que hoy padecemos tiene que ser un bien  público global accesible a todas las naciones de una manera equitativa”, expresó el mandatario argentino ante la 75° Asamblea General la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se realizó de manera remota dado el contexto de pandemia. 

Fernández fue el décimo orador en la jornada inicial y aprovechó la oportunidad para destacar el acuerdo alcanzado por la Argentina con los acreedores externos sobre la deuda pública y agradeció el apoyo de la comunidad internacional. “El endeudamiento externo tóxico e irresponsable con fines especulativos constituye otra ola de atraso y subdesarrollo”, advirtió.

También llamó a construir una vacuna contra la injusticia social, la depredación ambiental y la discriminación. “Si estamos uniendo esfuerzos de médicos, investigadores, inversionistas y sistemas científicos de todo el planeta para descubrir una vacuna que prevenga el COVID-19, tenemos que ser capaces de soñar y construir una vacuna contra la injusticia social, la depredación ambiental y la discriminación en todas sus formas”, subrayó el Jefe de Estado.

Durante su discurso resaltó la importancia de un Estado presente y de la búsqueda de un desarrollo integral y sostenible.  “Nuestro país está comprometido con una agenda de transición justa hacia el desarrollo integral y sostenible” que contemple “el refuerzo de la productividad y competitividad de la economía y la creación de empleos”, explicó . 

Además, elogió el posicionamiento de la ONU sobre los Procesos de Reestructuración de la Deuda Soberana, expuesto mediante una resolución en 2015, que “sentó un precedente para el reconocimiento de los derechos económicos soberanos frente a comportamientos abusivos y extorsivos”. En ese sentido, enfatizó: “Ningún país puede pagar su deuda a costa de que su pueblo quede sin salud, sin educación, sin seguridad o sin capacidad de crecer”.

En otro momento, expresó que “las banderas de memoria, verdad y justicia guían las instituciones de nuestra democracia al igual que el respeto a la diversidad y la inclusión”. 

La lucha contra todas las formas de discriminación y el consecuente compromiso con los derechos de las personas y grupos vulnerables e históricamente discriminados es parte de esta política del Estado que se proyecta en las numerosas iniciativas que la Argentina apoya y lidera”, aseguró y sostuvo que “el logro de la igualdad sustantiva entre varones y mujeres es una prioridad y un pilar central de la democracia argentina”.

Antes de llegar al final de su exposición condenó “el terrorismo en todas sus formas” y volvió a pedir que Irán coopere para avanzar en la investigación del atentado a la sede de la AMIA en Argentina. 

A 26 años del atentado a la sede de la AMIA quiero continuar la política iniciada en este ámbito en 2003 y requerir a las autoridades de la República Islámica de Irán que cooperen con las autoridades judiciales argentinas para avanzar en la investigación de dicho atentado”, indicó y agregó: “También solicitamos a la comunidad internacional cumplimentar las solicitudes contenidas en las cédulas rojas de Interpol ante la eventual presencia de un imputado en sus territorios, algo que Argentina jamás dejó de reclamar”.

Por último, Fernández reiteró ante la Asamblea General de la ONU los “legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía” de Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que “forman parte integrante del territorio nacional de Argentina y que se encuentran ocupados ilegalmente por el Reino Unido desde hace más de 187 años”. 

En ese marco, denunció que el Reino Unido “persiste en su actitud de desoír el llamado a reanudar las negociaciones respecto de la disputa territorial y ha agravado las controversias por los llamados a la explotación ilegal y unilateral de los recursos naturales renovables y no renovables en el área, acción contraria a la Resolución 31/49 de esta asamblea”. 

Este año se cumplirán 55 años de la resolución 2.065, la primera adoptada por esta organización relativa a la cuestión de las Islas Malvinas, que solicitó a la Argentina y al Reino Unido mantener negociaciones que permitiesen alcanzar una solución pacífica y definitiva a esta disputa de soberanía”, finalizó

Más Noticias