Miercoles 26 de Agosto del 2020 - Nacionales

Acuerdo con China: organizaciones reclaman más información y ofrecen alternativas agroecológicas

Pablo Romero, técnico de INCUPO, afirmó que que un acuerdo de esas magnitudes “generará sí o sí un gran impacto ambiental”.

Escuchar/Descargar el reporte de Jorge Solari desde el Instituto de Cultura Popular (INCUPO).

Organizaciones sociales y técnicos ambientales reclaman mayor información al Gobierno sobre el acuerdo de producción intensiva de cerdos para China.

El acuerdo comercial que se está estudiando prevé una fuerte inversión de China en Argentina para duplicar la producción actual de cerdos con destino al país asiático. Desde el Gobierno sostienen que para Argentina es una oportunidad que permitiría el ingreso de divisas, la creación de puestos de trabajo y beneficios para las economías regionales ya que las plantas se instalarían en La Rioja, Chaco, Córdoba y Catamarca. 

Pablo Romero, Licenciado ambiental y técnico del Instituto de Cultura Popular (INCUPO) aseguró que un acuerdo de esas magnitudes “generará sí o sí un gran impacto ambiental”. 

Los antecedentes que venimos sufriendo con la apertura de la soja al día de hoy nos ha traído más desmonte y más pobreza”, amplió. 

Que se entienda el riesgo que corremos con estos grandes emprendimientos si se plantean tan concentrados y no mas bien distribuidos. Corremos el riesgo de transformarnos en la chanchería de China”.

Pablo Romero – Técnico de INCUPO

Además de exigir mayor información sobre las negociaciones argentinas con China, organizaciones como la Comisión nacional de justicia y paz, plantean que se debe desarrollar una amplia discusión científica y social del proyecto con participación de expertos, universidades y organizaciones de la sociedad. 

Finalmente, Romero expresó que es necesaria la posibilidad de participar con alternativas agroecológicas extensivas “que podría suplantar la actual agricultura quinta que tenemos”. Y agregó: Somos un poco agro-dependientes de las exportaciones y de los dólares que esto genera. Pero creo que la única manera de hacerlo bien es cambiar el ‘chip’ de la cultura agro-industrial. Que de verdad se sienten en la misma mesa a discutir los detalles y la territorialidad las áreas ambientales, organizaciones sociales y, sobre todo, los pequeños productores que son los que generalmente se van a ver más afectados”. 

Más Noticias