Jueves 29 de Diciembre del 2022 - Nacionales

Nieto 132: Abuelas de Plaza de Mayo anunció que otro hijo de desaparecidos recuperó su identidad

Juan José Morales es hijo de Mercedes del Valle Morales, desaparecida por la dictadura militar en mayo de 1976 en Tucumán, cuando él tenía 9 meses de vida.

Las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron la restitución de la identidad del nieto número 132,llamado Juan José, hijo de Mercedes del Valle Morales, desaparecida por la última dictadura militar en Tucumán en 1976, cuando su bebé tenía 9 meses de vida.

Nos volvemos a encontrar para dar a conocer la resolución de un nuevo caso”, afirmó Estela de Carlotto, presidenta del organismo de derechos humanos en conferencia de prensa, a una semana del anuncio de la restitución del nieto 131.

El juzgado federal Nº1 de Tucumán confirmó al nieto 132 que no es hijo de la familia que lo crio como propio en Tucumán, dueña de una finca en la que trabajaba su madre, Mercedes del Valle Morales, detenida desaparecida en 1976, en la misma provincia”, agregó la referente de la asociación.

Según relató Carlotto, Juan José inició la búsqueda de su identidad en 2004. “El nieto desconocía que no era hijo de quienes lo criaron, hasta que sus hermanos de crianza -luego de fallecidos los padres- se lo dijeron y le entregaron su DNI original. Con toda esa información se dirigió a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CoNaDI) para indagar sobre su origen biológico”, detalló.

Mercedes, la madre de Juan José, fue secuestrada el 20 de mayo de 1976 en Monteros, Tucumán, junto a parte de su familia. Su hijo, con apenas 9 meses estaba el día del operativo, en el que también secuestraron a sus abuelos, Toribia Romero de Morales y José Ramón Morales. Cuatro días después secuestraron a sus tíos José Silvano Morales, Juan Ceferino Morales y Julio César Morales, todos se encuentran desaparecidos.

Hasta el momento no se pudo saber quién es el padre del nuevo nieto, búsqueda que se profundiza a partir de ahora. “Debía probarse si quien inscribió al niño como propio era verdaderamente su padre. Como el hombre ya había fallecido, la filiación sólo podía comprobarse o descartarse a través de una exhumación el cuerpo del alegado padre, que permitiría la comparación del perfil genético con la víctima”, contaron desde Abuelas.

El Juzgado Federal de Tucumán informó al joven que “no es hijo de quien lo crio y confirmó que efectivamente fue víctima de sustracción, ocultamiento y sustitución de identidad en el marco del terrorismo de Estado”.

Las redes sociales de Abuelas difundieron un mensaje del nieto 132 luego de participar de la conferencia de prensa. “Por más memoria, verdad y justicia. ¡Vamos por más!”, enfatizó Juan José Morales.

Más Noticias