Martes 10 de Enero del 2023 - Nacionales

Cristina Fernández pidió la recusación de la jueza Capuchetti por ser “empleada del Gobierno porteño”

La magistrada tiene a cargo la causa por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

La defensa de Cristina Fernández de Kirchner presentó una recusación contra la jueza María Eugenia Capuchetti, quien tiene a cargo la causa que investiga el intento de asesinato contra la vicepresidenta, por su relación con el Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Marcelo D’Allesandro. 

“En épocas de derechas violentas, anoche se presentó recusación contra la Jueza Capuchetti por su dependencia con el Ministerio de Seguridad de CABA, el mismo que cercó mi casa con vallas e hizo inteligencia en mi domicilio antes y después del atentado”, afirmó CFK en una publicación de Twitter.

Entre los fundamentos de la presentación, los abogados de la vicepresidenta, José Manuel Ubeira y Marcos Aldazabal, señalaron que “el viernes se conoció públicamente que la jueza Capuchetti tiene un ‘trabajo’ rentado en el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) de CABA”. Además, insistieron con que “las tareas de investigación y planificación de políticas públicas para un organismo ejecutivo están netamente prohibidas para los jueces”.

En los fundamentos del recurso, los letrados aclararon que el ISSP “no es órgano con fines académicos, sino políticos. Aun si realiza actividades académicas, estas actividades tienen un objeto estrictamente político”. 

“Esto es central porque implica que participar en el ISSP equivale a participar en una dependencia del Poder Ejecutivo, y no en una dependencia académica, más allá de lo que se haga en el organismo”, agrega el texto.

Según la presentación de la defensa de la vicepresidenta, “el sueldo de Capuchetti depende de Marcelo D’Allesandro”, considerado “un oscuro operador judicial”. 

El funcionario porteño se encuentra en este momento de licencia por tiempo indeterminado después de la filtración de chats que lo involucran con un viaje a la mansión de Joe Lewis en Lago Escondido, junto a jueces federales y ex agentes del servicio de inteligencia, pagados por el Grupo Clarín, y por otras conversaciones que habría tenido con Silvio Robles, mano derecha del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti.

Más Noticias