Martes 24 de Diciembre del 2019 - Mendoza

Tras la represión a la marcha por el agua se vienen conflictos en los departamentos donde las mineras intenten entrar

El gobierno de Rodolfo Suárez reprimió la multitudinaria movilización popular en defensa del agua y de la vida. La marcha de vecinos y vecinas llegados desde toda la provincia reclamaban contra la reforma a la Ley 7.722 que prohibía la utilización de sustancias tóxicas a la minería

Escuchar/Descargar el reporte de Radio La Mosquitera, desde Mendoza

En Mendoza hubo represión a  la protesta frente a la Casa de Gobierno de Mendoza que reclamaba que el gobernador Rodolfo Suárez vete las modificaciones a la Ley 7.722 que fueron aprobadas por la Legislatura. Dicha norma ponía límites a la actividad minera y prohibía el uso de sustancias tóxicas en la actividad extractivista. El operativo represivo culminó con 40 manifestantes detenidos que ya fueron puestos en libertad.

Por otro lado, a pesar de la histórica y masiva marcha, el gobierno hizo oídos sordos, y en el día de ayer se promulgó las modificaciones hechas a la Ley, a medida de las empresas mineras.

Por la noche, el pueblo volvió a salir a las calles con un cacerolazo. En declaraciones a Radio La Mosquitera, Estela Fernández, integrante de la Feria Popular de Guaymallén, señaló que a pesar de todo, seguirán luchando por el agua. “Empezaron a reprimir, a tirar gases lacrimógenos, cuando estábamos con chicos. Igual vamos a seguir, porque el agua es la vida. Si queremos perder la vida, tenemos que dejar de luchar por el agua. Pero como queremos seguir y que las futuras generaciones tengan la posibilidad de estar en este mundo, vamos a seguir luchando por el agua”, afirmó.

Ahora, se abren muchos puntos de conflicto porque las mineras intentarán desembarcar en distintos departamentos de las montañas, donde habrá que seguir resistiendo.

Más Noticias