Miercoles 05 de Octubre del 2016 - Santa Fe

Torturaron en un destacamento policial a dos militantes peronistas

El dirigente del MUP, Iván Franco, fue detenido el domingo en San José del Rincón y luego torturado en un destacamento policial en Colastiné Norte, donde desfiguraron a golpes y patadas a otro de sus compañeros, Emiliano Mendoza. Luego de la denuncia recibieron amenazas.

Escuchá/Descargá el reporte de Belén Degrossi, desde FM Chalet

En la madrugada del domingo 25 de septiembre, efectivos de la comisaría 14° y del Comando Radioeléctrico irrumpieron sin mostrar orden de allanamiento en un domicilio de la localidad santafesina de Rincón donde se encontraba Iván Franco, miembro de la conducción del Movimiento de Unidad Popular (MUP) de la ciudad de Santa Fe y presidente de la Cooperativa PUFI-Limitada.

Tanto Iván Franco, como el dueño de la vivienda, Emiliano Mendoza, fueron trasladados en carácter de detenidos a la dependencia policial ubicada en el Club de Campo de UPCN.

Según informaron desde el MUP, allí comenzaron a golpearlos desenfrenadamente con golpes de puños, rodillazos y patadas, todo mientras eran amenazados con ser asesinados. Mendoza fue literalmente desfigurado e intentó quitarse la vida en el calabozo por el dolor extremo que le habían provocado los golpes.

Así relató Iván los hechos:

Los efectivos buscaban poder incriminarlos de algún delito del que los militante no tenían conocimiento. Frente a la aclaración de que Iván era militante político y de derechos humanos, los policías respondían que “en la provincia mandaban ellos”.

Tras el cambio de guardia y ante un nuevo intento de quitarse la vida de Emiliano Mendoza por falta de atención, los jóvenes fueron llevados al médico policial y luego liberados tras ser nuevamente amenazados con la frase “cuando nos crucen en la calle agachen la cabeza porque los que mandamos somos nosotros”.

El lunes 26, antes de realizar la denuncia un patrullero persiguió nuevamente a Iván Franco durante varias cuadras y miércoles 28, tras realizar la denuncia correspondiente, nuevamente fue perseguido por un patrullero.

Su abogada, Lucila Puyol, dijo que exigen el esclarecimiento de los hechos.

“El Gobierno de Santa Fe, el gobernador Miguel Lifschitz, el Ministro de Seguridad Maximiliano Nicolás Pullaro y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos Dr. Ricardo Isidoro Silverstein deben intervenir directamente para preservar el ejercicio democrático de la actividad política”, afirman en un comunicado.

 

Más Noticias