Jueves 05 de Diciembre del 2019 - Nacionales

Socorristas en Red lanza la campaña “en un mundo justo las niñas no son madres”

La iniciativa busca visibilizar que en la Argentina cada 3 horas una niña de 10 a 14 años es forzada a gestar, parir y criar.

Las organizaciones feministas que integran Socorristas en Red lanzaron la campaña “En un mundo justo las niñas no son madres” que busca visibilizar que en Argentina cada 3 horas una niña de 10 a 14 años es forzada a gestar, parir y criar, según datos de UNICEF Argentina.

En declaraciones a Informativo FARCO, Ruth Zurbriggen, una de las responsables de la campaña, señaló que los números «dan cuenta de una naturalización ante un embarazo de una niña o adolescente, una naturalización de la maternidad forzada».

La campaña, sostuvo Zurbriggen, «pretende poner eje en un debate sobre lo que implica la justicia para las infancias, para las niñas y adolescentes en este caso». «Buscamos visibilizar la injusticia de esta situación» remarcó.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud, por año son casi 3 mil niñas de hasta 15 años las que se convierten en madres.

«Cada uno de esos números es una vida en particular y una vida concreta. Cuando se armó la campaña, conversamos con niñas y adolescentes y una de ellas nos dijo que con 14 años si quisiera adoptar un niño o niña no podría hacerlo porque no está permitido, en cambio las obligan a esa edad a continuar un embarazo y convertirse en madre», relató Zurbriggen.

Además advirtió que las jóvenes sometidas a la maternidad forzada están sometidas a su vez a muchas otras vulnerabilidades, que también necesitan ser cambiadas.

La socorrista recordó que las niñas o adolescentes deberían tener garantizado el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) mediante el Protocolo de aborto no punible, aunque en la práctica hay muchas trabas. «Sin lugar a dudas, toda niña y adolescente que solicitara una ILE debería estar contemplada con las causales que ya tenemos en Argentina. El problema son los obstáculos y las barreras que se van presentando cuando se solicitan estas interrupciones», expresó.

A los obstáculos del sistema de salud, dijo, se agregan estigmatizaciones y desinformación en los medios de comunicación, impulsadas por los grupos anti – derechos.

Zubriggen dijo que la campaña se lanza este mes como un mensaje para el nuevo gobierno de Alberto Fernández: «Este movimiento no para. Este movimiento, al que en 2018 llamamos marea verde, a lo largo de todo el 2019 ha seguido construyendo resitencia y rebeldías y se va preparando para el 2020, un año de mucho empuje para que de una vez por todas en el Congreso de la Nación se vote la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que necesitamos».

Más Noticias