Jueves 22 de Junio del 2017 - Quilmes

Situación crítica en el hospital materno infantil de San Francisco Solano

Durante el acto en el que la presidenta Cristina Fernández presentó Unidad Ciudadana, un trabajador advirtió sobre la falta de medicamentos en el Hospital Municipal. Los trabajadores del Hospital señalan que además de insumos, no hay personal.

Escuchar/Descargar el reporte de Radio Ahijuna!, desde Quilmes

El pasado 20 de junio, durante el acto de presentación de Unidad Ciudadana en el estadio de Arsenal, Fabián, un remisero, advirtió sobre la falta de medicamentos en el Hospital Municipal San Francisco Solano, de Quilmes, donde se atiende a más de 400 niños y niñas.

A las denuncias que realizaron en los últimos meses, los trabajadores y trabajadoras de las  Unidades Sanitarias Barriales en Quilmes, se suma el Hospital Municipal de San Francisco Solano, que sufre graves carencias hace 12 meses.

Los trabajadores afiliados a ATE vienen reflejando esta situación que caracterizan como “caótica” y exigen la Emergencia sanitaria. Radio Ahijuna, dialogó con Cesar Vilchezrey, trabajador del Materno Infantil San Francisco Solano, quién advirtió que “el gobierno no hace mas que negar la situación, nosotros queremos que el hospital funcione bien, que tenga el personal que tenga que tener, que nos provean de los insumos necesarios, que se termine el maltrato, que se terminen los contratos basuras, necesitamos esas respuestas para que se termine el conflicto, llegamos a una situación en la que el vaso se rebalsó”

Imagen 2La comunidad solanense realizó una campaña solidaria en la que juntaron gasas, algodón, alcohol, guantes de látex, entre otros insumos que faltaban en el hospital. A partir de la iniciativa de los vecinos, ayer por la tarde las autoridades del municipio acercaron algunos materiales, pero siguen sin suministrar los medicamentos estacionales de emergencia como ibuprofeno y paracetamol, entre otros. “Sin dudas, esto tiene que ver con el ajuste que viene llevando el gobierno a nivel nacional, provincial y que tiene su correlato en el municipio de Quilmes, donde el intendente Martiniano Molina recorta en educación pública, la salud pública y en los servicios que tiene que brindarle a los mas vulnerables”, relata el trabajador. 

El conflicto continúa y se espera para hoy una respuesta de las autoridades acorde a la larga demanda, que ya lleva un año. “Vamos a seguir en la puerta del hospital juntando firmas para que se declare la emergencia sanitaria en el municipio de Quilmes y que el hospital  pueda brindar la asistencia que se merecen los ciudadanos”, sostuvo el trabajador.

Más Noticias