Jueves 03 de Septiembre del 2015 - Salvador Mazza

Siguen los reclamos de las 50 familias guaraníes desalojadas

A 23 días del violento desalojo, la situación de la comunidad guaraní Cuña Ikavi (Mujer Bonita) continúa a la vera de la Ruta 34 esperando una solución. La cacique Lucía Ibáñez afirmó que hay una desprotección total por parte de las autoridades locales y provinciales.

Escuchá el reporte de Casandra Sand, desde La Voz Indígena

A 23 días del violento desalojo, la situación de la comunidad guaraní Cuña Ikavi (Mujer Bonita) no mejoró. Las 52 familias desalojadas esperan una solución a la veda de la Ruta 34 y reclaman un lugar donde vivir.

“Como dirigente me duelen las veces que tengo que recorrer las desgracias que he pasado por parte de las autoridades, espero que a ninguno de mis hermanos les toque pasar por esto. Hoy por hoy estoy buscando ayuda para defender a nuestras comunidades, por el maltrato que hemos vivido, sobre todo por los más de 40 niños que han sufrido estos atropellos”, expresó la cacique Lucía Ibáñez.

“Más que un desalojo fue un atropello en nuestra comunidad. Esto hubiera sido de otra manera si se hubieran tomado las medidas correspondientes, nos trataron peor que animales”, dijo Miguel Gutiérrez, padre indígena también desalojado.

De acuerdo a un oficio judicial del Juzgado de Garantías N° 2 Tartagal, Dr. Héctor Mariscal Astigueta, se procedió al desalojo de la Comunidad Kuna Ikavi, por usurpación de un terreno privado ubicado a la entrada de B° Belgrano; tarea que estuvo a cargo de los comisarios de la UR 4; Juan Carlos Miguez y Edgar Erazo.

Los pobladores originarios señalaron que el lugar, que abarca una hectárea, estaba descuidado y sin mantenimiento. Para instalarse allí se basaron en un acuerdo con la familia Gómez, propietaria del terreno.

 

Más Noticias