Lunes 12 de Noviembre del 2018 - Tucumán

Sectores antiderechos de Tucumán impulsan ley para impedir las interrupciones legales de embarazo

El viernes se conoció un proyecto de ley que será tratado en la legislatura tucumana que pretende prohibir el aborto en cualquier situación, incluso las actualmente previstas como no punibles.

Escuchar/Descargar el reporte de Eva Fontdevila, desde FM Raco

El proyecto impulsado por el peronista Marcelo Caponio en su artículo 4 establece la “no discriminación al niño por nacer gestado por causa de violación” y sostiene que “no se reconoce la categoría discriminatoria de niños deseados y niños no deseados”.

Además habilita la objeción de conciencia institucional y criminaliza a las organizaciones que acompañan a las mujeres que abortan, ya que propone penar lo que llaman la incitación al aborto. También suprime el principio de confidencialidad en la relación médico paciente.

Aunque los 29 legisladores que firman el proyecto son suficientes para sancionar la ley, se escucharon voces disidentes dentro y fuera de la legislatura.

Las organizaciones sociales, feministas y de derechos humanos tanto tucumanas como a nivel nacional expresaron su repudio al proyecto, a sabiendas de que en Tucumán en los días previos a la discusión de la interrupción voluntaria del embarazo el 8 de agosto en el Senado, la legislatura declaró a Tucumán como provincia “pro vida”.

El diputado nacional Pablo Yedlin, quien votó a favor de la Ley de Interrupción del Embarazo en la cámara baja de la Nación, el intendente de Tafí Viejo Javier Noguera, la diputada radical Teresita Villavicencio y la legisladora provincial Stella Maris Córdoba, entre otros, expresaron públicamente su rechazo. “A mi me parece más una declaración política y una medida electoral, porque en Tucumán ha tenido una alta participación de la gente que utiliza el slogan “pro – vida” y como el año que viene va haber elecciones, creo que todos están peleando por ese voto”, señaló la diputada Córdoba.

La legisladora provincial, agregó: “Es una medida política también para impedir el avance de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, ya que somos la única provincia argentina que no está adherida. Si uno lee el texto de lo que ha sido publicado en notas periodísticas hay un absoluto desconocimiento de derechos de la mujer”. “Es un proyecto que va a contramano del reconocimiento de los derechos de la mujer” agregó.

Córdoba consideró que “es un tema que no nos corresponde legislar en la provincia, porque es un tema que tienen que tiene que ver con el Código Penal, y se discute en el Congreso Nación”.

Con el caso Belén como antecedente más conocido de criminalización del aborto, la provincia se encamina a un proceso de judicialización de mujeres que abortan, y profesionales de la salud que practican interrupciones legales en el marco del Código penal y el fallo FAL.

Tucumán es la única provincia que no adhirió a la Ley de salud sexual y procreación responsable y tiene serias dificultades para implementar la educación sexual integral por el lobby de las organizaciones católicas y grupos de padres.

El Colectivo Ni Una Menos expresó su repudio mediante un comunicado y convoca a concentrar frente a la legislatura hoy lunes 12 de noviembre de las 18 hs.

Más Noticias