Domingo 23 de Junio del 2019 - Santa Rosa

Seccional Primera de Santa Rosa: el ex centro clandestino de detención declarado patrimonio cultural

La Seccional Primera de la Policía de Santa Rosa sigue funcionando como sede policial. Fue el centro de operación de la Subzona 14 y por allí pasaron la mayoría de los y las víctimas de la dictadura militar en La Pampa.

Escuchar/Descargar el informe de Radio Kermés para Expreso FARCO

Los pasillos y rincones de la Seccional Primera de la Policía de Santa Rosa tienen huellas de un tiempo de sangre y gritos de dolor. Allí, en tiempos de la dictadura, la banda que comandaba el entonces jefe policial Luis Baraldini, torturaba hombres y mujeres. Hoy, esa comisaría sigue funcionando como sede policial de la democracia.

Después de una larga insistencia de las víctimas de delitos de lesa humanidad y de los organismos de derechos humanos, el lugar fue incorporado como Patrimonio Cultural de la Provincia. Se lo considera un ex Centro Clandestino de Detención y tortura.

Víctor Giavedonni, del Movimiento Pampeano por los Derechos Humanos, saludaron la decisión oficial luego de la propuesta del diputado Eduardo Tindiglia, de Nuevo Encuentro. “Nos parece adecuado que sea declarado patrimonio cultural porque le da una importancia al lugar, que no solamente con una placa o un señalamiento logra la importancia. Es un lugar histórico, por ahí pasó la historia más importante de la provincia de La Pampa, ya que las violaciones a los derechos humanos a las mayorías de las víctimas de La Pampa ocurrieron en la seccional primera, donde se concentraba el centro de operaciones de la Subzona 14. No es un hecho menor, hay que cuidar no solo el edificio sino la historia que ocurrió en ese lugar” expresó Giavedonni.

Además agregó que “la seccional primera se tiene que convertir en algún momento en un centro de memoria, que despeje ciertas dudas en algún sector de la comunidad, que todavía cuestiona y dice que ‘no fue tan así'”.

Giavedonni concluyó: “No hay lugar para dudad ocurrieron hechos gravísimos en la provincia de LA Pampa y creo que es un lugar propicio para hacer docencia, para que tanto los estudiantes pero también las fuerzas de seguridad puedan formarse en ese lugar, recorriéndolo y viendo qué es lo que no puede pasar más en un país”.

Cuando se inauguró la Seccional Primera, en el año ’74, se enclavó en un descampado. A sus calabozos fueron a parar, ya desde el ’75, estudiantes, obreros, gremialistas o militantes políticos. Después del 24 de marzo del ’76 esos secuestros se incrementaron.

La víctimas del terrorismo de Estado, en ese lugar de la capital pampeana, fueron especialmente jóvenes. Soportaron la picana, el submarino seco, los abusos y violaciones, las torturas físicas y psicológicas.

Algunas de esas víctimas lamentaron que el gobierno provincial no las tuviera en cuenta en el acto formal de declaración de la seccional Primera como patrimonio cultural. Giavedonni respaldó ese planteo y sostuvo: “nos llamó la atención y nos pareció desafortunado”. El militante de derechos humanos agregó que “hay que convocar a las víctimas, es un primer paso, hay que seguir en una dirección clara para que sea un beneficio para toda la comunidad pampeana. En ese trayecto, creo que es relevante que participen las víctimas con su voz”.

De inmediato, el gobierno garantizó que este fue solo un primer paso. La secretaria de Cultura, Adriana Maggio, reafirmó que la idea es, justamente, que las víctimas intervengan de modo activo para definir el destino del lugar.

“No hubo un acto, nos cruzamos en equipo a ver el lugar, para determinar lo más importante que son las acciones que se van hacer para que la gente pueda reconocer este lugar y acercarse a verlo. Fue una reunión de trabajo, fue la entrega simbólica de la resolución para que se involucraran las personas. El acto va a ser antes fin de año” manifestó Maggio. Cuando se concrete ese reconocimiento será un paso más en el interminable proceso de Memoria, Verdad y Justicia.

Escuchar/Descargar el Expreso FARCO

Más Noticias