Jueves 15 de Junio del 2017 - Nacionales

“Se va impune una de las mayores responsables de gran parte de los males del país”

La dueña del grupo Clarín Ernestina Herrera de Noble muró a los 92 años en la impunidad. Para el periodista Pablo Llonto, es una de las responsables de muchos de los males que sufrió el país.

A los 92 años, este miércoles falleció Ernestina Herrera de Noble, directora del diario Clarín desde 1969, año en que falleció su marido y fundador del periódico, Roberto Noble. Ernestina estaba internada hacía varios días y que por su delicado estado de salud, había delegado la conducción del grupo el Héctor Magnetto.

En comunicación con Radio Gráfica, Pablo Llonto, abogado, periodista y autor del libro La Noble Ernestina, analizó que “se va impune una de las mayores responsables de gran parte de los males que ha tenido el país en las últimas décadas. La jefa y dueña del grupo mediático que apoyó a la Dictadura, que estuvo en contra de la democracia, que no defendió los valores de la libertad de expresión, mucho menos a sus periodistas, que defendió a muerte las privatizaciones, que cometió delitos como la apropiación de las acciones de Papel Prensa, la apropiación de dos bebés en 1976. Todo esto no va a salir publicado jamás en ninguna línea de los medios que maneja el Grupo Clarín”.

Llonto calificó a Herrera de Noble como “una ambiciosa y una apropiadora. Fue terriblemente ambiciosa desde un comienzo, cuando Clarín solamente era un diario. Luego, su ambición de construir un grupo mediático” la llevó a adquirir “empresas vinculadas a la comunicación con el objetivo de tener dominio sobre radio, televisión y gráfica. Después fue extendiéndose al cable, telefonía celular y no dejó nada. Eso es producto de la ambición económica combinada con la ambición política. Heredó de Roberto Noble la ambición política para ser un factor de poder en la Argentina. Lo fue y lo sigue siendo”.

La causa judicial que investiga la supuesta apropiación de Marcela y Felipe fue archivada en 2016 por la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo, quien “tenía una gran cantidad de indicios para investigar y no lo hizo. El argumento fue que se hicieron el ADN y dio negativo, pero todos sabemos que cuando eso ocurre no quiere decir que no sos hijo de desaparecidos, sino que no sos hijo de esa familia que fue a dar sangre en el Banco de Datos Genéticos. Cuando esa situación se da así, los juzgados tienen la obligación de seguir investigando, sobre todo en los casos donde es muy sospechoso que sean hijos de desaparecidos, y ese es el caso de Marcela y Felipe. A tal punto había sospechas de que eran hijos de desaparecidos, que la propia Ernestina escribió en 2012 una carta abierta donde admite que muchas veces habló con ellos y les dijo que podían haber sido víctimas de la apropiación ilegal. Ella se ha llevado el gran secreto. Igual, creo que Magnetto lo puede llegar a saber, pero como todas las corporaciones y mafias, guardan silencio y se llevan el secreto a la tumba”.

En cuanto al futuro de Clarín, con la muerte de Ernestina Herrera de Noble, el manejo ejecutivo del medio queda en manos de Magnetto, quien lo concentra hace años. Por el lado del paquete accionario, “va a sucesión y en esa sucesión los herederos van a ser, si no aparece una sorpresa de otro hijo por algún lado del mundo, Marcela y Felipe. Qué van a hacer ellos con el paquete accionario mayoritario de Clarín, si lo van a vender o lo van a manejar y administrar, no lo se. Si me preguntás, te digo que en los últimos 20 años no han dado señal de tener interés en manejarlo”.

Ir a la nota completa

Más Noticias