Viernes 19 de Agosto del 2016 - Goya

Se llevará a cabo el primer juicio por homicidio por agrotóxicos del país

Será en noviembre en la provincia de Corrientes y allí se juzgará el caso de Nicolás Arévalo, un niño que murió por contacto con un fuerte insecticida de uso agropecuario.

Escuchá/Descargá el reporte desde FM La Chicharra

El 21 de noviembre, en la ciudad de Goya, se iniciará el primer juicio por homicidio con agrotóxicos de Argentina. Es por el caso de Nicolás Arévalo, un niño que murió por contacto con un fuerte insecticida de uso agropecuario.

El 30 de marzo de 2011 en Puerto Viejo, paraje rural de Lavalle (Corrientes), provincia de Corrientes, Nicolás -de 4 años- fue a hacer los mandados con su primita Celeste -de 6-. El niño se resbaló en un charco de barro sobre el camino principal, en donde el productor hortícola tomatero Ricardo Prieto había arrojado endosulfan, un fuerte insecticida de uso agrícola para el control de insectos. El contacto con este agrotóxico mató a Nicolás y a Celeste le produjo una hepatitis crónica.

Este viernes, Nicolás cumpliría 10 años.

Josefina Arévalo, tía del niño, se refirió a la estigmatización que sufrió la familia tras ese hecho:

Gladys Arévalo, mamá de Nicolás, dijo: “que se haga justicia por mi hijo, yo ahora tengo miedo por los hijos que me quedan”.

Un año después de la muerte de Nicolás, en el 2012, en el mismo pueblo correntino, muere José Carlos Rivero, otro niño de 4 años intoxicado con agrotóxicos.

Los productores hortícolas de Lavalle gozan de la impunidad mediática, la complicidad médica, el silencio de la comunidad educativa y el acompañamiento político. Es que, muchas veces, políticos y médicos son al mismo tiempo empresarios del agro.

Ana Olivo, concejal de Lavalle por el FPV, expresó que hubo una fuerte discriminación hacia la familia de Nicolás en la escuela y en las instituciones de salud y que “hay una propaganda para que ellos se callen”.

Julián Segovia, abogado de la familia Arévalo y miembro de la Red de Infancia Robada, dijo que Prieto podría recibir, como máximo, una pena de 5 años por homicidio culposo.

 

Más Noticias