Lunes 20 de Mayo del 2019 - Buenos Aires

Se define la libertad de Yanina Farías: el poder judicial la juzga por “mala madre”

Mañana, 21 de mayo, se espera que suceda la lectura de alegatos. Los familiares de Yanina Faríaz y las organizaciones que la acompañan esperan que sea liberada mañana.

Escuchar/Descargar el reporte de Camila Belizán, desde FM Tinkunaco

En el noroeste del conurbano bonaerense se viene una jornada definitoria para Yanina Faríaz, la joven de la localidad de Moreno que fue privada de su libertad en agosto de 2017, por no haber defendido a su hija de los golpes de José Alfredo Leguizamón que le causaron la muerte.

El femicida de Xiomara, de 2 años, también sometió a Yanina. Ella fue violentada y puesta en cautiverio por Leguizamón.

En el proceso judicial compuesto por 6 audiencias en los Tribunales de Mercedes, quedó demostrado, a partir de diferentes pericias psicológicas y psiquiátricas; por un lado, la violencia a la que estuvo sometida Yanina y, por otro, las formas violentas y la frialdad de Leguizamón.

La joven lleva privada de su libertad más de 600 días en el Penal N° 51 de Magdalena, en Buenos Aires. Durante estos casi dos años, diversas organizaciones de derechos humanos y feministas acompañaron su causa.

En comunicación con FM Tinkunaco, Victoria Cardozo, integrante de la Comisión Libertad para Yanina y Justicia para Xiomara, remarcó la importancia de la declaración de la psicóloga. “Se subrayó el abandono que sufrió Yanina de parte su progenitora y lo que sufrió durante toda su vida. El análisis de la psicóloga dice que todo esto hizo que Yanina no poudiera reaccionar como esperaba estaba. Yanina hizo lo que pudo con las herramientas que tenía”, explicó.

El poder judicial que hoy somete a Yanina forma parte del mismo Estado que le ha negado derechos básicos como la escolarización o documentación. A esto se suma la ausencia de perspectiva de género durante el juicio.

Gloria Sueyro, integra la Comisión Libertad para Yanina y Justicia para Xiomara y denunció que el Tribunal no aplicó la Ley Micaela, aprobada recientemente, que implica la capacitación obligatoria en género de funcionarios del Estado.

«La ley obliga a hacer cursos que tengan que ver con violencia, con géneros, y demás. Lamentablemente seguimos sin ver la perspectiva de género aplicada en el caso de Yanina, ya que no aplican la Ley Micaela», mencionó.

Más Noticias