Viernes 30 de Agosto del 2019 - Rosario

Rosario: islas del Paraná amenazadas por el agronegocio, al igual que la Amazonía

Los incendios en la Amazonía trajeron el recuerdo de los que cada tanto se producen en las islas del Paraná con la misma intención: ganar territorio para los agronegocios.

Escuchar/Descargar el reporte de Ignacio Cagliero desde Aire Libre Radio Comunitaria

La última semana los ojos del mundo estuvieron posados sobre los incendios en el Amazonas, que tienen un impacto directo en la zona y repercusiones catastróficas para el medioambiente a nivel mundial.

En los últimos días el humo de esas quemas se pudo sentir y observar en algunas provincias argentinas, y acompañado del viento norte, también en la ciudad de Rosario. Durante varios años la ciudad sufrió la problemática del humo, producto de la quema de pastizales en las islas del Paraná que respondían a una misma lógica: adaptar los suelos a la actividad ganadera o a la siembra de soja.

En diálogo con Aire Libre Radio Comunitaria, Juan Aguilar, pescador artesanal explicó que las quemazones en las islas del río se realizaban con el objetivo de ganar espacio para el ganado. Sin embargo, a pesar de que se siguen dando algunos incendios «muy focalizados» consideró que las quemas «son una etapa superada» en las islas: «Había cerca de un millón de cabezas de ganado en el humedal, entonces se producían esas quemazones. Pero en 2007 el río les dio una lección: creció de golpe y mató a más de 300.000 mil animales».

Aunque advirtió que actualmente existe otra problemática en ese sentido: «Ahora tienen 4 o 5 feedlot en el lugar, cosa que está prohibida por las ordenanzas y porque es un contaminante directo del humedal».

Por su parte, el periodista ambiental, Sergio Rinaldi, señaló que la quema de pastizales es un tema que está latente. En ese sentido explicó que septiembre es un mes propicio a que se produzcan incendios, a lo que se suma la baja en el nivel del río.

Concientización hay porque las organizaciones siguen trabajando mucho bregando, educando, llevando el mensaje comunicacional de que estas cuestiones en los humedales no tienen que suceder. Hoy se han abordado estos temas y hay un mayor control. Esto no quiere decir que no haya incendios, porque los hay permanentemente, lo que sucede es que no hay tantos porque está crecido el río. Cuando el río está alto no hay quemas porque los humedales se llenan de agua, el problema es cuando hay bajante, porque ahí sí se producen” expresó Rinaldi.

Más Noticias