Viernes 23 de Octubre del 2015 - Jáchal

Reprimieron y desalojaron a los vecinos que cortaban el acceso a la mina Veladero

El bloqueo se había iniciado el miércoles en ese yacimiento en el que el 13 de septiembre la minera Barrick Gold provocó el derrame de más de 1 millón de litros de solución cianurada. Una de las detenidas y heridas es la histórica luchadora contra los agrotóxicos, Sofía Gatica, de Ituzaingó (Córdoba). Jorge Morales, brindó detalles de esta situación desde el acampe frente al municipio.

Escuchar entrevista completa a Jorge Morales

Desde el miércoles, los vecinos reclamaban con el bloqueo que la empresa se vaya de la provincia. Sin embargo por orden del juez de Jáchal, Pablo Oritja, el mismo que investiga el derrame, fueron desalojados en las primeras horas de hoy.

Los asambleístas informaron que una mujer sufrió politraumatismo de cráneo y actualmente está hospitalizada, otra tiene fisura de muñeca y varias mujeres presentan hematomas por la represión policial. En total, hubo 23 personas detenidas tras el desalojo, que durante el mediodía del viernes comenzaron a ser liberadas. El operativo fue llevado a cabo por Infantería, cuyos efectivos obstaculizaron el ingreso de médicos para asistir a los heridos.

Hoy habrá una manifestación a las 18 en la Plaza 25 de Mayo de la ciudad de San Juan en repudio a la represión.

Jorge Morales, vecino que está en el acampe que se hace desde el lunes en la plaza central de Jáchal, explicó cómo se llevaron a cabo los hechos y contó que los detenidos están en la seccional 22 de la localidad de Iglesias.

«No nos vamos a mover del epicentro de Jáchal hasta que sean liberadas las 23 personas detenidas», afirmó Morales desde la plaza, que se encuentra frente al municipio.

«El famoso desarrollo sustentable y el pleno empleo nunca existieron», dijo Morales en referencia a las falsas promesas realizadas por la empresa previamente a su instalación.

Domingo Jofré, otro de los vecinos, expresó: «pedimos una investigación a fondo para saber qué es lo que pasó» y afirmó que, tras el derrame, la empresa sigue accionando.

En el bloqueo participaban vecinos de otras provincias y de otras asambleas ambientales. Antes del desalojo, habían denunciado «aprietes» por parte de patotas de la Cámara de Prestadores Mineros.

Más Noticias