Miercoles 06 de Febrero del 2019 - Quilmes

Represión y detenciones tras el hostigamiento policial a un joven trabajador carrero

La policía federal le quitó su herramienta de trabajo a un joven de 18 años y lo llevó detenido. Luego, reprimió y detuvo a otros trabajadores de la economía popular que se acercaron a conocer la situación.

Escuchar/Descargar el móvil de Pablo Martínez, desde Radio Ahijuna

Este martes la Policía Federal reprimió y detuvo a trabajadores de la economía popular en Quilmes, que se resistieron a que los agentes de la fuerza de seguridad le quiten el caballo a un carrero.

Los detenidos fueron Agustín Mioleto, dueño del caballo, y más tarde Laura Cibelli, Nicolas García y Marcos Gonzalez, tres militantes de Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), quiénes se acercaron a la Comisaría 5ta de Quilmes para conocer la situación. Todos fueron liberados ayer, luego de una masiva concentración.

En declaraciones a Radio Ahijuna, presente en el lugar, Nahuel López, del Movimiento Evita comentó que “Agustín es un chico que milita en la JP Evita, que siempre ayudó a su familia a sostenerse. Salía con un carro a mano porque no tenía otra cosa y hace una semana se pudo comprar el caballo y salió a trabajar”. López desmintió la denuncia por maltrato al animal, ya que “el caballo estaba en perfectas condiciones”, precisó.

López comentó que cuando los trabajadores de la economía popular llegaron a la Comisaría 5ta buscaron impedir que se lleven el caballo del joven y en ese momento, se desató la violencia y represión. “Un policía descontrolado con una escopeta a tirar“, relató.

Después siguieron las amenazas: “nos decían que nos iban a pegar y a meter presos, que nos iban a buscar porque sabían dónde vivimos y donde militamos”. Además agregó que las amenazas venían en particular de un policía que no estaba uniformado.

Incluso, Laura Cibelli, militante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), fue arrojada al piso donde la patearon y la entraron a la comisaría tirándola de los pelos, comentó López. “Nosotros lo único que pedíamos frente a la comisaría era que liberen a un pibe de 18 años que sale a trabajar y a ganarse el pan. Además lo verduguearon y le rompieron la remera“, explicó López y añadió que presentarán una denuncia por los abusos policiales, incluso a menores que estaban en el lugar.

Más Noticias