Martes 09 de Octubre del 2018 - CABA

Reclamo tarefero en Buenos Aires: “ya no alcanza para nada lo que se gana en la yerba”

Los trabajadores y trabajadoras de la tarefa reclaman un aumento del dinero que reciben durante los meses de interzafra, es decir, el período en que mo hay cosecha.

Las trabajadoras y trabajadores de la yerba mate de Misiones realizan un acampe por tiempo indeterminado en la ciudad de Buenos Aires en reclamo de un aumento del pago que reciben en los meses en los que no hay cosecha, conocido como interzafra. Ese monto hoy es de 2300 pesos y lo cobran sólo los que están registrados. Los y las trabajadoras de la tarefa reclaman que se suba por lo menos a 6500 pesos y se cobre todo los meses.

Los tareferos además están acompañados en la ciudad de Buenos Aires por los movimientos sociales que tienen presencia nacional. En diálogo con el móvil de Radio Gráfica, el dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Esteban “Gringo” Castro, explicó que “el problema mas grave es la interzafra, el espacio donde el tarefero no trabaja, y le pagan 2300 pesos mensuales por tres meses. Lo que pedimos es que eso lo cobren todos los meses, no sólo tres, porque a veces la interzafra dura ocho meses”.

También se refirió a la diferencia abismal entre lo que cobra el productor con el precio de góndola. “Hay un pedido de cobrar cuatro pesos por kilo de yerba y que eso vaya a un fondo común para los tareferos, que le permita no tener las intermediaciones que tienen ahora”.

El dirigente aclaró que si bien se abrió una instancia de diálogo con el gobierno seguirán con la movilización ya que “en muchas oportunidades no ha cumplido con lo que ha prometido”. Sobre esta reunión explicó que “si no hay un acuerdo vamos a radicalizar las posiciones, porque vivimos en un país donde los que se llevan la gran tajada y solo piensan en las ganancias son las grandes corporaciones dueña de la tierra, todo eso se tiene que terminar”.

Desde la cabecera de la marcha, Beatriz y Eriberta, trabajadoras tareferas de Oberá Misiones describieron la difícil situación que atraviesan en las chacras, donde trabajan día a día para que cada argentino pueda tomar un mate.

Los tareferos somos los mas maltratados. Yo me crié en la tarefa, pero en estos tiempos no hay tarefa. Ya no alcanza con la plata que se gana en la yerba”, relató Eriberta. Como la plata no alcanza, contó la mujer, toda la familia se ve obligada a trabajar en la tarefa, por lo que cada vez más jóvenes pueden estudiar menos. “A nosotros los pobres no alcanza para nada”, señaló. Y agregó: “No tenemos garrafa, calentamos con leña, y muchos no tienen heladera, no podemos comprar carne porque no alcanza la plata”.

Respecto a la tierra que trabajan, Eriberta contó que son terrenos municipales, muy pequeños, donde ni siquiera pueden plantar verduras.

Más Noticias