Martes 06 de Junio del 2017 - CABA

Reclamo para que se reabra la causa por el asesinato de militante social Agustín Ramírez

Organizaciones de derechos humanos realizaron una presentación internacional para que se reabra la causa por el asesinato del militante social Agustín Ramírez en 1988.

Escuchar/Descargar el reporte de Pablo Martínez, desde Radio Ahijuna

Diversos organismos de derechos humanos, acompañaron ayer a la Comisión de Familiares y Amigos de Agustín Ramírez, militante de la Comunidades Eclesiales de Base (CEB) asesinado en 1988, en el reclamo para que su asesinato sea considerado como delito de lesa humanidad. En una confernecia realizada en la sede del Servicio de Paz y Justicia en la ciudad de Buenos Aires, avanzaron con el reclamo legal a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

A 29 años de su asesinato, Agustín Ramírez, sigue siendo un emblema para las barriadas de Quilmes. Hay Centros Comunitarios, Escuelas, Espacios Culturales, y barrios, que llevan su nombre. Agustín Ramírez, había acompañado los reclamos por la posesión de tierras en la década del ochenta en el sur del Gran Buenos Aires. Integraba reuniones de jóvenes donde se discutían los problemas sociales y políticos del barrio. De allí también se gestó el periódico “Latinoamérica Gaucha”, con la mirada comunitaria y popular que caracteriza a nuestras radios.

Pablo Pimentel, Presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, contó a Radio Ahijuna que el joven “detectó una estafa de una empresa inmobiliaria que trabajaba en complicidad con el municipio, lo advirtió y eso le significó su condena a muerte por parte de la policía provincia de Buenos Aires. Desde su pobreza creó la revista, donde participan los chicos que tenían adicciones y que robaban y él los incluía con este medio. Desde la pobreza construyó un espacio de participación”.

El caso de Agustín Ramírez se relaciona con prácticas militares que se extendieron en Democracia. En su asesinato estuvieron implicados agentes estatales y policiales, y solicitan que se reabra la causa judicial. “El asesinato de Agustín fue planificado, estudiado. Además, en el momento en que secuestraron a Agustín, salió un joven, Javier Sotelo, que vio la secuencia y lo fusilaron en ese lugar”, recordó Pimentel.

Javier, hermano de Agustín Ramírez, dijo en la conferencia que se dio un paso más para pedir Justicia y que seguirán en la lucha.

Más Noticias