Martes 13 de Junio del 2017 - Honduras

Radio Progreso: Una experiencia de comunicación popular marcada por la violencia y represión

Iolany Pérez, de Radio Progreso de Honduras, señaló que el Golpe de Estado del año 2009 implicó un antes y un después para el país, en el que se agudizó la violencia y la represión.

Escuchar/Descargar la entrevista completa a Iolany Pérez, por Flavia Campeis, de FM Poriajhú

Radio Progreso de Honduras es una emisora de 60 años que pertenece al Apostolado Social de la Compañía de Jesús y trabaja con radios populares de todo el país centroamericano. Además, es miembro de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER), de la que también participa FARCO.

Desde Honduras, Iolany Pérez, integrante de Radio Progreso, contó que “tenemos cobertura en 14 de los 18 departamentos. Somos casi una radio nacional que apuesta a la comunicación popular en medio de un país que sufrió un golpe de Estado, una realidad que marcó nuestra vida y nuestros cuerpos, y que todavía son hechos que no han tenido justicia. El año 2009, divide un antes y un después en Honduras, en el que se agudizó la violencia y la represión, y Radio Progreso se inserta en esta realidad”.

La comunicadora hondureña expresó que “es una alegría saber que en el sur del continente también hay gente apostando a la comunicación popular que tanto necesitamos y que estamos hermanadas a través de ALER. Radio Progreso siempre va a estar abierta a seguir cultivando alianzas, complicidades y solidaridades”.

Iolany Pérez contó que en el país centroamericano, la comunicación popular está marcada por mucha violencia y represión. “Cuando se habla aquí de la violación a la libertad de expresión y agresiones a periodistas, nos quedamos cortos visibilizando sólo el problema en las grandes ciudades, que de por sí es alarmante y preocupante”, opinó.

La periodista recordó que Honduras después del golpe de Estado en el año 2009 es una zona militarizada y agregó que están siendo amenazados y judicializados los corresponsales que denuncian la presencia de militares en las comunidades, la represión, la violencia y el despojo de los territorios.

Golpe de Estado

La dirección de la radio asumió desde un primer momento que lo que estaba ocurriendo en el país era un Golpe de Estado y que había que denunciarlo. Esto, les costó el cierre de la radio.

Iolany recordó que “fueron momentos de mucha preocupación, los más jóvenes no sabíamos que era un Golpe de Estado, nos confundíamos con los términos que utilizaba la oligarquía hondureña que era sustitución presidencial, cuando ni siquiera existe ese termino en nuestra constitución”.

“Cada vez que acompañábamos las marchas de resistencia al Golpe éramos reprimidos, los militares intensificaron la violencia a los comunicadores populares porque el resto de los medios de comunicación asumieron una línea clara, que era que en el país no había pasado nada”, agregó la periodista.

“Honduras no va a cambiar hasta que se haga justicia, que se recuerde quiénes fueron los perpetradores de ese golpe de estado”, sentenció.

Más Noticias