Jueves 23 de Julio del 2015 - Viedma

“Quiero que éste no sea sólo un momento de tristeza”

Julieta Vinaya, la madre del joven Atahualpa Martínez, cuyo homicido en 2008 continúa impune, visitó Radio Encuentro al cumplirse 27 años del nacimiento de su hijo. Una comisión legislativa investiga múltiples irregularidades en la causa.

Escuchá la charla completa con Julieta Vinaya en Radio Encuentro de Viedma

 

Desde hace 7 años, todos los 22 de julio, familiares y amigos de Atahualpa Martínez Vinaya reparten cintas de colores y hacen actividades celebrando el cumpleaños del joven, asesinado en circunstancias aún no esclarecidas. En diálogo con la radio comunitaria de la capital rionegrina, que acompañó desde el principio su lucha por Justicia, Julieta explicó que lo hacen porque desde el principio «quisimos que este día también se lo tome en cuenta. No solamente el día en que lo asesinan sino el día de su nacimiento».  Y porque quiere que el cumpleaños de su hijo «no sea sólo un momento de tristeza”, repasó en una distendida charla recuerdos felices del nacimiento de Atahualpa, la elección de su nombre, el salir adelante cuando «éramos tan pobres que había que aprender a coser y bordar», la Viedma de aquellos tiempos que «era un pueblito» y los rituales familiares de cada cumpleaños que pasaron juntos.

 

Cuando tuvo que enfrentarse a la muerte de su hijo y a las irregularidades y encubrimientos que signaron la investigación, recordó, «al principio no sabía cómo hacer, y también una se va agarrando de estas pequeñas pero a la vez grandes cosas, para empezar a a dar vuelta esto. Creo que durante toda mi vida intenté dar vueltas, así  como en algún momento a mi me dio vergüenza el color de mi piel y después quería que mis hijos pudieran sentir orgullo, del color de su piel y de quienes eran».   También contó que que mira «continuamente a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, ellas están viejitas y siguen luchando, entonces una que está joven y está entera ¿Cómo va abandonar?».

 

Atahualpa Martínez Vinaya fue encontrado muerto en las afueras de Viedma, con un tiro en la espalda el 15 de junio de 2008. Las pericias demostraron que fue llevado hasta un descampado desde el centro de la ciudad, pero tanto las circunstancias como el móvil del crimen continúan sin esclarecerse. Dada la repercusión social generada a partir de la lucha que encabezan desde entonces sus familiares y amigos, en mayo pasado se creó una comisión legislativa para investigar el caso.

La Comisión de Amigos y Familiares de Atahualpa Martínez Vinaya, ha denunciado la existencia de «desidia judicial y policial», y que el silencio en la causa está relacionado a que “la trama de impunidad tiene gente poderosa”.

Más Noticias

Buenos Aires - Sábado 23 de Enero

El gremio podrá a disposición 14 sedes gremiales para colaborar en la inoculación de auxiliares, docentes, administrativos, personal de seguridad y estatales en general a lo largo y ancho de la pro...