Jueves 27 de Julio del 2017 - Mendoza

Prisión perpetua para 4 jueces cómplices de la dictadura

Ayer se conoció la sentencia del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura con la complicidad del poder judicial mendocino. Cobertura especial de radios comunitarias de la provincia.

Escuchar/Descargar fragmento de la sentencia

Ayer el Tribunal Federal de Mendoza condenó a cadena perpetua a los ex jueces federales Rolando Evaristo Carrizo, Guillermo Petra Recabarren, Luis Miret y Otilio Roque Romano por su complicidad con la dictadura militar.

En este megajuicio que concluyó ayer, luego de 3 años y medio de proceso, se condenó también a perpetua a otros 8 represores de distintas fuerzas -Armando Fernández, Pablo José Gutiérrez, Luis Rodríguez, Miguel Angel Tello, José Fuertes, Carlos Tragant, Alcides París Francisca y Paulino Furió-; los policías Héctor Lapaz y Rubén González, y los integrantes del Ejército argentino Dardo Migno y Ramón Puebla, fueron condenados 20 años de prisión; otros nueve penitenciarios y policías recibieron penas entre 3 y 18 años de prisión – Ricardo Miranda, Antonio Garro, José Lorenzo, Diego Morales, Marcelo Moroy, Armando Guevara, Oscar Bianchi, Pedro Linares, Mario Laporta-. A su vez, otros tres imputados fueron absueltos.

Desde el Tribunal Federal, el fiscal Dante Vega dialogó con las radios comunitarias mendocinas, que realizaron una transmisión de la sentencia, y dijo que se trata de un fallo histórico en muchos aspectos: “El tribunal se pronunció respecto de la responsabilidad de todo el arco represivo y de todos los sectores que intervinieron en el terrorismo estatal, porque hay condenados militares, penitenciarios, policías y también jueces. Además se abarca un periodo de tiempo que va antes de la dictadura, en la etapa dictatorial y llega incluso a la etapa democrática, es decir que existió terrorismo de estado antes del golpe como nosotros veníamos diciendo”.

El fiscal agregó que “el tribunal creyó en las víctimas y en nuestro trabajo, que pudimos demostrar que la participación criminal de los magistrados era un hecho”.

En la sala también estuvo Jorge Auat, coordinador de la Procuraduría de crímenes de Lesa Humanidad del Ministerio Público Fiscal, quién señaló que “la sentencia reflejó lo que fue el desarrollo del proceso, que ha sido muy traumático y tortuoso, porque esos jueces estaban en actividad todavía. Además, permite dimensionar lo que fue el terrorismo de Estado, que hay que pensarlo en su extensión. No se puede pensar un Estado terrorista sin su estructura y sus recursos, operando no solamente con militares y policías sino también con la complicidad de vastos sectores de la sociedad civil. Cuando hablamos de dictadura cívico – militar, pensamos en las estructuras que fueron cómplices de los crímenes en masa, y ahí está el poder judicial”.

El ex juez, Carlos Rozanski, manifestó que esta sentencia es un punto de inflexión: “Si bien durante todos estos años se hicieron juicios, que fue importante el único país del mundo que llegó a este nivel de juicio, pero que suceda en un gobierno como éste, que no es feliz con este tipo de fallos, es una muestra a la sociedad de que este proceso es irreversible”.

Pablo Salinas, ex preso político, resaltó la dimensión histórica y política de esta sentencia: “Hoy me siento orgulloso de la justicia mendocina. El Tribunal Federal dictó un fallo histórico, porque es la primera vez en el país que se condena a cuatro ex magistrados, que recordemos eran los dueños del Tribunal Federal hasta el 2010, que eran camaristas federales”.

Una de las abogadas de la querella, Viviana Beigel, señaló que “que la justicia federal haya sido condenada a perpetua es fundamental no solo para la provincia de Mendoza sino para el país porque se están iniciando nuevos juicios. Es una buena señal y un precedente para el resto de las prvoincias que están iniciando el juicio a los jueces”.

Uno de ellos comenzó esta semana en la provincia de Córdoba, donde se juzga a cuatro ex funcionarios judiciales acusados de encubrir crímenes de lesa humanidad durante la dictadura.

El abogado querellante, Fernando Peñaloza, expresó su satisfacción por la sentencia: “Es lo que habíamos pedido, el tribunal recibió los planteos de la acusación y entendió que los hechos desde lo fáctico y lo jurídico coinciden con nuestro punto de vista”.

Ver fotos de la jornada

Más Noticias