Lunes 17 de Diciembre del 2018 - Córdoba

Precarización laboral para trabajadoras que atienden la violencia de género

Las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer en Situación de Violencia denuncian la situación de precarización laboral que atraviesan y reclaman mejoras salariales

Escuchar/Descargar el reporte de Federico Magni, desde Radio Nexo

Mujeres trabajadoras del Polo Integral de la Mujer en Situación de Violencia se encuentran en estado de asamblea debido a condiciones de extrema precarización laboral. Este organismo que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Córdoba trabaja de manera interdisciplinaria en el acompañamiento y recepción de mujeres que atraviesan situaciones de violencia.

Una de las trabajadoras, relató a Radio Nexo de Villa Allende, las condiciones en la que trabajan diariamente: «las áreas de las que formamos parte realizan tareas que van desde la recepción de mujeres que atraviesan situaciones de violencia, sostenimiento de espacio terapeútico, atención a familiares de victimas de femicidio, toma de denuncia y asesoramiento, valoración de riesgo e intervención en situaciones de emergencia y crisis, sostenemos tareas de riesgos que en forma constante nos exponen física y psicológicamente».

Según la trabajadora cada profesional atiende un promedio de entre 85 a 130 mujeres por mes, existiendo áreas que no cuentan con el mínimo de trabajadores requeridos para dar respuesta a una problemática que crece en forma cotidiana.

El 98 por ciento de los trabajadores y trabajadoras se encuentra en condición de monotributista o con contratos administrativos, figuras que no reflejan la tarea que realizan. «Las trabajadoras monotributistas cobran en la actualidad 15 mil pesos y han tenido un único aumento en 2018. Pedimos equiparación salarial ya, igual remuneración por igual tarea, pase a planta de todas las trabajadoras y reconocimiento de la tarea profesional. No podemos dejar de lado que somos mujeres que tenemos tareas de cuidado y que esta precarización forma parte de las múltiples violencias que atravesamos por cuestiones de género y que el Estado es responsable», enumeró.

Más Noticias