Martes 10 de Julio del 2018 - CABA

Otra masiva movilización le dijo no al acuerdo con el FMI

Este 9 de julio, día de la independencia, diversos sectores volvieron a rechazar el acuerdo del gobierno con el organismo internacional. “Rompamos las cadenas que nos impone el acuerdo de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional” expresó el documento que se leyó en la avenida 9 de julio.

Escuchar/Descargar la lectura completa de la proclama

Con la consigna “la patria no se rinde”, organizaciones sociales, políticas, sindicales, de derechos humanos, actores y actrices, y otros colectivos, se manifestaron en la Avenida 9 de Julio por el Día de la Independencia y volvieron a rechazar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Los actores Gerardo Romano y Carolina Papaleo fueron los encargados de leer la proclama al cierre de la jornada.

El documento también incluyó el repudio a la dependencia económica, la defensa de la soberanía nacional sobre las islas Malvinas y los recursos de nuestro país ante la amenaza de las multinacionales; el reclamo de búsqueda del submarino Ara San Juan y los 44 tripulantes; el rechazo a la utilización de las fuerzas armadas para seguridad interior; el rechazo a la reforma laboral y el pedido de derogación de la reforma previsional; la defensa de las paritarias libres y la vigencia de los planes de empleo para los sectores populares, que son los mas postergados; el rechazo a los tarifazos de los servicios públicos; y la defensa de la educación pública y gratuita de calidad, y una comunicación democrática. Además se hizo un especial pedido por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, que se tratará en los próximos días en el Senado Nacional.

“Rompamos las cadenas que nos impone el acuerdo de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional, que sólo nos asegura una miseria planificada. Rompamos las cadenas del brutal endeudamiento que nos condena a generaciones y generaciones de argentinos a seguir pagando el negocio de unos pocos”, comenzó leyendo Romano.

La deuda externa contraída por el presidente Mauricio Macri es ilegal, ilegítima e inconstitucional, y sólo ha servido para engrosar el bolsillo de las grandes corporaciones. Entonces, que la paguen ellos. Que no jodan a los jubilados, a los docentes, a los asalariados, a los humildes y a los explotados” repasó el actor. Y prosiguió: “Hoy gobiernan los CEOS, los agentes financieros, las corporaciones extranjeras que hacen que la riqueza que producen millones de trabajadores y trabajadoras argentinos alimenten la fuga de capitales y la timba financiera. Hay que poner fin a la especulación. Tenemos que nacionalizar la banca, y tenemos que perseguir a los evasores que multiplican sus ingresos mediante cuentas radicadas en paraísos off shores y en guaridas fiscales extranjeras. Tenemos que reimplantar el control de cambio y redireccionar el crédito hacia el desarrollo de la industria y la producción”.

Mas adelante, el documento señaló: Rompamos las cadenas de la dependencia económica que nos pretenden imponer con el desmantelamiento de nuestra industria y la destrucción de nuestros aparatos productivos”. Y recomendó: “Hay que frenar ya la libre importación, hay que detener los acuerdos de libre comercio que el gobierno de Macri mendiga en Europa y en Estados Unidos. Debemos nacionalizar el comercio exterior para que las multinacionales no transformen nuestras riquezas en sus ganancias, y fundamentalmente tenemos que romper las cadenas de la colonización británica sobre nuestro territorio en Malvinas, porque soberanía es recuperar lo nuestro. Denunciemos hasta romper el pacto Foradori-Duncan, que es un retroceso en nuestro reclamo por las tierras en que se derramó la sangre argentina. Nuestro territorio no puede ser prenda de negociación con los mismos piratas que lo usurparon”.

La lectura de Romano también incluyó en un párrafo el pedido de mantener viva la búsqueda de los 44 tripulantes del ARA San Juan. “Sus familiares y el pueblo merecemos saber la verdad. ¿Por qué no aparece el submarino? ¿Donde está? ¿Por qué no se lo busca como se había prometido? En qué circunstancia se perdió o lo perdieron?”, preguntó. También manifestó la oposición a la utilización de las fuerzas armadas para controlar la seguridad interior: “las fuerzas armadas deben limitarse a defender nuestra soberanía y no constituirse en un ejército de ocupación en contra de su propio pueblo”.

A su turno, Carolina Papaleo, sostuvo Rompamos las cadenas de la apropiación de nuestros recursos estratégicos en manos de empresas multinacionales (…) Nuestros pueblos originarios han sufrido la apropiación de sus tierras ancestrales y nuestros campesinos padecen desplazamientos sistemáticos. Es nuestro deber frenar la extranjerización de la tierra y sus concentración con que solo se benefician unos pocos”.

A continuación, señaló: “Rompamos las cadenas que nos pretenden imponer los patrones que alientan desde el gobierno una reforma laboral, que intenta retroceder 100 años en los derechos conquistados por todas las trabajadoras y los trabajadores”. Y sugirió: “Debemos conquistar en paritarias libres una victoria sobre la devaluación generada por los especuladores que gobiernan, que han disparado una inflación que está licuando los salarios… Debemos sepultar la infame reforma previsional que destrozó la movilidad ascendente de nuestros jubilados y jubiladas”. También se refirió a la necesidad de actualizar el ingreso popular y recuperar los programas de empleo, que “este gobierno terminó transformando en planes sociales”.

El repudio mas enérgico fue a los tarifazos. Rompamos las cadenas del ajuste sobre las tarifas de los servicios públicos. El gobierno pretende que nosotras y nosotros financiemos las ganancias exorbitantes de las empresas, cuyos gerentes asaltaron el ministerio de Energía. Hay que frenar el tarifazo para poder recuperar en manos del Estado los servicios públicos esenciales que constituyen un derecho humano para todo aquel que habite el suelo argentino”, leyó la actriz.

La educación y la comunicación también tuvieron su párrafo:Rompamos las cadenas de aquellos que pretenden embrutecer a las mayorías populares destruyendo la educación pública y gratuita. Defendamos a nuestros docentes y a sus organizaciones gremiales, y forjemos una universidad al servicio del pueblo. Rompamos las cadenas del pensamiento único impuesto por las grandes corporaciones que hacen negocios con la comunicación. Hay que democratizar la palabra que informa para poder levantar la voz y gritar bien fuerte que la mentira y la desinformación son una soga en el cuello de la democracia”.

El cierre, incluyó una reflexión: “Lo hemos dicho el 25 de mayo, y lo reafirmamos hoy: Somos un pueblo digno que debemos ejercitar la memoria y tener la responsabilidad histórica para seguir luchando hasta alcanzar nuestra definitiva independencia. Nos hemos movilizado una vez más porque el pueblo en la calle decide y decidimos hoy reafirmar nuestro compromiso de construir entre todos y todas, la patria que soñamos. Por eso una vez más gritamos ¡La Patria no se rinde!”.

Lee también en Agencia FARCO la cobertura de la manifestación

Más Noticias