Jueves 19 de Mayo del 2016 - CABA

Organizaciones sociales marcharon contra la violencia política a dos semanas de la agresión de la patota del PRO

Exigen la renuncia del jefe comunal, Jorge Apreda (PRO), por considerarlo responsable de la agresión sufrida por vecinos que participaban de una reunión de Consejo Consultivo en la sede social de la Comuna 4.

Escuchá/Descarga un fragmento de la lectura del documento

El pasado 4 de mayo, en una reunión de Consejo Consultivo, los militantes populares Fernando Abal Medina y Matías Scinica, sufrieron un intento de homicidio, según denunciaron los integrantes de La Boca Resiste y Propone. Ayer, organizaciones sociales se movilizaron para reclamar Justicia por este ataque y contra la violencia política.

Antes de la movilización, las organizaciones dieron a conocer un documento en el que responsabilizaron al gobierno porteño y al gobierno nacional por estos hechos de violencia política. Allí participaron los legisladores Pablo Ferreyra, Carlos Tomada, Paula Penacca, Javier Andrade y la comunera Victoria Colombo, entre otros.

«Esta forma de violencia, avalada y fomentada desde los organismo de gobierno (PRO, CAMBIEMOS), no es un hecho aislado y tiene como objetivo imponer miedo para evitar la participación popular. Jorge Apreda, como jefe de la Junta Comunal, incumplió la Ley Orgánica de Comunas al no convocar al Consejo Consultivo durante dos años; y, cuando finalmente se convocó a esta reunión, no se contemplaron las condiciones mínimas para garantizar la participación real de los vecinos ni su seguridad».

Además, denunciaron la existencia de una «zona liberada» por las fuerzas de seguridad y destacaron que la la Unidad 34 de la Gendarmería Nacional está a 10 cuadras del lugar y, sin embargo, tardó 30 minutos en llegar al lugar.

Por este análisis de situación, exigieron la renuncia de Apreda y el apartamiento de los empleados de la comuna involucrados en los hechos de violencia.

«Este tipo de sucesos es un ataque a la democracia y busca generar miedo, amedrentar y desalentar la participación», afirmaron y destacaron que la ciudad se ve afectada por negocios inmobiliarios de los cuales la actual gestión es «socia y cómplice». Uno de los temas centrales que se estaba discutiendo al momento de ataque en la sede comunal era el destino del predio conocido como “Casa Amarilla”, pensado originalmente para emplazar allí viviendas sociales y que ahora es pretendido por el Club Boca Juniors . Al tratarse este punto, una patota vinculada al PRO que estaba presente en el lugar desde el inicio de la reunión, conformada por los propios empleados comunales,  agredió a los presentes.

 

Más Noticias