Miercoles 04 de Julio del 2018 - Nacionales

Organizaciones que trabajan en cárceles advierten el "traslado compulsivo" de mujeres alojadas en Ezeiza

Desde el Colectivo Yo No Fui, y otras organizaciones sociales y de derechos humanos, señalan que las mujeres privadas de su libertad son trasladas a la Unidad 13 de La Pampa sin su total conformidad, y con violencia. Además, denuncian un retroceso “tremendo” en sus derechos.

Escuchar/Descargar la entrevista completa a Liliana Cabrera (Colectivo Yo No Fui)

En diálogo con Radio Kermés, Liliana Cabrera, integrante del Colectivo Yo no Fui -una organización que trabaja en proyectos artísticos y productivos en las cárceles de mujeres de Ezeiza- denunció el traslado compulsivo de detenidas alojadas en la Unidad 4 de Ezeiza hacia la Unidad 13 de Santa Rosa, La Pampa. “Lo que sabemos, por otras compañeras que estaban allí durante el traslado, fue que se ejerció violencia durante el procedimiento, que se les hizo firmar una nota de conformidad que no es tal, y que incluso participó personal masculino cuando las sacaron del pabellón”, relató.

Desde Yo No Fui señalan que las mujeres privadas de su libertad vienen atravesando una situación de pérdida de derechos. Cabrera sostuvo que esto viene de larga data: “Desde lo que sucedió en la madrugada del 9 de marzo, posterior a la marcha de mujeres a lo que sucede actualmente. por eso estamos alarmadas desde el Colectivo por lo que está sucediendo en la Unidad 4 (de Ezeiza) donde, según trascendidos, van a haber más traslados”.

Cabrera explicó cuáles son las justificaciones que dan las autoridades penitenciarias para realizar estos traslados compulsivos: “Lo que suelen argumentar es que no hay lugar, y lo cierto es que las cárceles están superpobladas”. Sin embargo. lo que denuncian desde el Colectivo es la ilegalidad y la violencia con que realiza el procedimiento. “Desde hace un tiempo se pide la conformidad de la persona trasladada, y eso se logró a partir de mucha lucha de quiénes estábamos adentro, porque antes este tipo de trasladados eran moneda corriente. En el caso de las mujeres, cada vez que había un traslado, sí o sí, había que firmar algún tipo de conformidad o explicar cuáles eran los fundamentos por los cuales la detenida se quería quedar. Últimamente, lo que vienen haciendo es obligarla a firmar esta conformidad y las trasladan con violencia”, alertó.

Además la militante de esta organización señaló que actualmente hay un gran retroceso en los derechos de las mujeres privadas de su libertad, en términos de condiciones de alojamiento, higiene, acceso a la salud, al trabajo. “Nunca se había vivido un momento tan difícil de violencia. Aún siendo la cárcel de Ezeiza una de las mas monitoreadas del país. Este es un momento terrible para las personas privadas de su libertad y especialmente para las mujeres que ven sus derechos mas vulnerados en todos los ámbitos“, advirtió.

Más Noticias