Martes 20 de Noviembre del 2018 - Nacionales

Nuevo feriazo nacional de la agricultura familiar en Plaza de Mayo y en otros puntos del país

Las asociaciones de pequeños productores reclamaron políticas publicas para el sector y buscaron visibilizar su situación.

Escuchar/Descargar la entrevista completa a Malvina Luera

Organizaciones de pequeños productores – como la Unión de Trabajadores de la Tierra, el Movimiento de Trabajadores Excluidos y el Movimiento Nacional Campesino Indígena - realizaron esta mañana un feriazo nacional en Plaza de Mayo y en otras provincias, exigiendo una serie de demandas, entre ellas la emergencia agropecuaria, asistencia a las economías regionales, subsidios para la producción, más cupos en el salario social complementario para el sector campesino y líneas de crédito accesibles para los pequeños productores para poder adquirir insumos y maquinaria.

En declaraciones a Radio La Mosquitera, Malvina Luera, de la Asociación de Pequeños Productores de Cuyo, quiénes estuvieron esta mañana mostrando su trabajo y vendiendo todo por 10 pesos, manifestó: “la idea es poder mostrar la situación del productor y mostrar la diferencia de precio que se produce entre el producto cuando sale de la finca y cuando lo vamos a comprar al supermercado, donde es mucho más elevado el valor”.

“En Mendoza se ha profundizado la situación, los productores se están yendo de sus fincas, no logra producir, las tarifas lo siguen ahogando. Si bien hay líneas de financiamiento, estas no contemplan al productor pequeño que no logra llegar a tener todos los requisitos y papeles para acceder a la asistencia por parte del Estado. Ese es el productor más sensible en la cadena, y si no logramos que consiga asistencia se termina yendo de su finca. Por eso pedimos políticas públicas que se adecuen al productor campesino”, explicó Luera.

Además reclaman el mejoramiento de la infraestructura agropecuaria como caminos rurales y más escuelas y guarderías; que el Estado compre sus producciones sin intermediarios para abastacer a escuelas y hospitales; la reincorporación de los casi mil trabajadores del Ex Ministerio de Agroindustria; planes nacionales para el acceso a la tierra para la agricultura familiar, así como también regulación de los alquileres de las tierras y el cese de los desalojos; también rechazan la Ley Bayer – Monsanto, entre otras reivindicaciones.

La productora expresó que los alquileres son muy caros y rondan entre 45 mil y 50 mil pesos por hectárea, y hay casos donde la producción no logró venderse, como el caso del ajo. “La mayoría de los productores lo han guardado pero si después de nueve meses no logra venderlo, no va a poder pagar los impuestos ni alquilar nuevamente para el año que viene. Es un tema que nos preocupa mucho porque si hablamos de un alquiler de una finca de entre 45 mil y 50 mil, y no logró vender, y tiene que esperar a que le paguen en cheque de 90 días, ese productor no va a poder alquilar ni comer”, expresó.

Luera explicó además que “entre que sale la producción del productor y que llega al consumidor hay un intermediario que es lo que hace que el consumidor le llegue a precios muy altos”. Además aseguró que hay mucha necesidad de comprar verdura.

Más Noticias