Viernes 21 de Junio del 2019 - San Martín de los Andes

Neuquén: la bandera mapuche gana lugar en las escuelas como reafirmación de identidad 

Familias mapuches de San Martín de los Andes pidieron que la bandera mapuche "Wenu Foye" estuviera presente en los actos escolares del 20 de junio.

Escuchar/Descargar el reporte de Lautaro Capece, desde FM Pocahullo

En la provincia de Neuquén cada 20 de junio, día de actos de promesa a la bandera Argentina, muchas escuelas se ven interpeladas por estudiantes y familias mapuches que proponen avanzar en la construcción de la plurinacionalidad dentro de las instituciones. La presentación del Wenu Foye es una de las formas que eligen las niñas y niños mapuche que cursan los cuartos grados en diversas instituciones de la provincia.

La Wenu Foye, conocida como bandera mapuche es producto de mucho gvxam (conversación) en diferentes parlamentos o xawn (encuentros) en ambos lados de la cordillera, contando con la participación y decisión colectiva de muchos territorios del Wall Mapu (territorio ancestral mapuche) entre los años ’90 y ’92 cuando se cumpliría el aniversario 500 de la llegada de Cristóbal Colón a nuestro continente.

San Martín de los Andes no es la excepción y por primera vez este 2019 las escuelas 134, 188 y 5, que es la mas antigua, fundada en 1901, recibieron a la wenu foye de la mano de sus estudiantes, a pedido de familias mapuches.

Loana, estudiante de cuarto grado, comentó: «Prometí a la bandera wenu foye y a la argentina. Primero mi familia me dio la idea, porque no sabía si podía ser posible y yo quise hacerlo». Ailén, estudiante también de 9 años, reafirmó la existencia de otros pueblos.

Luego de la fundación de este Estado, pasaron 88 años, casi un siglo, para que los militares después de la conquista y matanza, fundaran lo que hoy es San Martín de los Andes. 118 años después de la creación de la primera escuela, las niñas y niños mapuches reafirman la existencia  de sus pueblos.

Nancy, madre de una niña de cuarto grado, manifestó que «el día de hoy marcó mucho, no solo fue algo protocolar de la Escuela sino que marcó a las familias y la vida de los chicos, que con nueve años se pudieron plantar y decir que somos mapuches y hacerlo con viva voz, y ser escuchados».

Más Noticias