Jueves 05 de Julio del 2018 - Nacionales

Monotributo Social Agropecuario: Un derecho que se elimina tras casi diez años de vigencia

El gobierno anunció la eliminación del monotributo social agropecuario, cuyos beneficiaron son los pequeños productores, aduciendo un ajuste en el presupuesto, mientras que favorece a otros sectores más poderosos del agro con la supresión de las retenciones.

Escuchar/Descargar el reporte de FM La Chicharra, desde Goya, Corrientes

El gobierno nacional, a través del Ministerio de Agroindustria que encabeza el ex titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Etchevere anunció la eliminación del Monotributo Social Agropecuario a partir del 1 de enero del 2019. “La información que nos han bajado desde el Ministerio de Agroindustria es que el monotributo social agropecuario caería el 1 de enero. Pasaría a otro rango de monotributo, que sería el monotributo social, que no es 100 por ciento gratuito como lo era el social agropecuario. Es decir, el productor pasa a pagar un monto de 250 y 300 pesos por la obra social”, así informó la referente zonal de la Secretaría de Agricultura Familiar de Corrientes, María Angélica Zalazar.

En el Departamento de Goya, unas 650 familias se verán afectadas por el cierre del monotributo social agropecuario.

La política pública del Monotributo Social Agropecuario nació en el 2009 como un derecho conquistado por las organizaciones de la agricultura familiar. El Estado reconocía a las familias campesinas: obra social, jubilación y les permitía formalizar la venta de sus productos.
La eliminación de esta política pública fue argumentada por el Ministerio de Agroindustria como parte del recorte necesario, mientras que otros sectores más poderosos del agro se están viendo favorecidos.

Daniel Abib, delegado de ATE por la Secretaría de Agricultura Familiar en Corrientes, explicó: “Las autoridades aducen que se ahorrarían 35 millones de pesos. Ese aporte es mínimo comparado con los presupuestos que se mueven”. Además repudió que se habla de ajuste para los pequeños productores, al mismo tiempo que “se han sacado 6 puntos a las retenciones de la soja. Eso significa que en un año el Estado deja de recaudar cerca de mil millones de dólares”.

Para Abib, quién se desempeña como técnico en Caa Catí, esta decisión es parte de un vaciamiento del Estado en materia de políticas públicas para la Agricultura Familiar. “Esta política viene afectando al sector, no solo por la eliminación del monotributo que hoy estamos padeciendo. Sino también en cuanto a presupuesto para proyectos para el sector, para la Secretaria de Agricultura Familiar, se están despidiendo técnicos, y no se reglamenta la Ley de Agricultura familiar que ya esta aprobada”.

Más Noticias