Jueves 02 de Noviembre del 2017 - CABA

Masiva movilización exigió justicia por Santiago Maldonado

Sergio Maldonado fue el único orador en Plaza de Mayo, donde reclamó saber qué pasó con Santiago y quiénes son los responsables de su muerte y de entorpecer, encubrir y desviar la investigación. Cobertura de Radio Gráfica.

A tres meses de la última vez que se vio con vida a Santiago Maldonado, durante la represión ilegal de Gendarmería en la Pu Lof de Cushamen, una multitud se manifestó de manera pacífica en Plaza de Mayo para pedir que se sepa lo que pasó.

Sergio Maldonado, hermano de Santiago fue el único orador ante una convocatoria unitaria de organizaciones sociales, sindicales, políticas y de derechos humanos. Sergio eligió no hablar sobre la investigación para ser coherente con el pedido de “prudencia” de la familia, y porque el informe definitivo de la autopsia se encuentra en elaboración.

IMG-20171101-WA0056“Hoy se cumplen tres meses del día que cambió para siempre la historia de mi familia y de la sociedad argentina”, dijo al comienzo del discurso.

“La noticia de la desaparición forzada de Santiago cambió todo. Trajo angustia, dolor y esperanza sostenida en estos meses interminables, hasta el momento en que confirmamos su muerte y empezamos su duelo”, agregó.

Sergio repudió a quiénes mintieron sobre el caso, avalaron teorías falsas, y todo tipo de conjeturas. Aún así, aclaró: “No cuenten conmigo para sembrar odio y división en la sociedad, desde el comienzo nuestro único reclamo ha sido saber la verdad y obtener justicia.”

Al cierre, exigió “saber que le pasó, y quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer, encubrir y desviar la investigación sobre su desaparición y su muerte.”

Voces desde la marcha

En declaraciones a Radio Gráfica, Daniel Catalano, de ATE Capital, señaló que “el movimiento obrero se está movilizando pidiendo verdad y justicia, y abrazando a la familia Maldonado.”

El dirigente sindical aseguró que “el Estado tuvo responsabilidad respecto la represión, la desaparición y el asesinato de Santiago. Esperamos que con esta enorme movilización el gobierno se de cuenta de la atrocidad que ha cometido.”

“Necesitamos tener claridad respecto de lo que pasó”, agregó.

Nacho Levy, de la organización social La Poderosa, remarcó que la presencia en la calle es “el único canal de comunicación” ante la “embestida de falacias que estamos viviendo.”

“Tenemos un gobierno que no sólo gana las elecciones de manera contundente, sino que se da el gusto de festejar bailando mientras nosotros estamos esperando que nos digan dónde estuvo Santiago los 80 días que estuvo desaparecido y qué le hicieron en ese tiempo que estuvo en manos de las fuerzas del gobierno nacional”, cuestionó.

También contó el motivo de la presencia de las organizaciones populares en Plaza de Mayo: “No nos trae acá la muerte de Santiago, sino que lo que nos encuentra con Santiago es su vida, su decisión política de estar en un lugar donde se discutía un modelo de vida, contrario a éste que está colapsado, y el respeto a una cultura ancestral.”

Victoria Montenegro, integrante de HIJOS, dijo que estar en la plaza acompañando a la familia de Santiago es “una obligación de todos los que tenemos respeto por la democracia y nuestra historia.”

“Las dos marchas anteriores pedíamos esperanzados su aparición con vida”, recordó la hija de desaparecidos y agregó que “en este nuevo acto, con la triste noticia de la muerte de Santiago, exigimos explicaciones por las responsabilidades de esa muerte, los 80 días de agonía de su familia y de todo un pueblo y de ausencia del Estado.”

María del Carmen Verdú, de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), destacó la convocatoria en unidad de todos los organismos de derechos humanos entre los que existen profundas diferencias: “en esta coyuntura, con un gobierno hambreador y represor y frente a la desaparición forzada y asesinato de Santiago Maldonado necesitamos estar codo a codo.”

También apuntó a la necesidad de “reconstruir lo que pasó”, y el “juicio y castigo a los responsables materiales y políticos”, que “en este caso se confunden porque Pablo Noceti, segunda autoridad del Ministerio de Seguridad era quién estaba dirigiendo a la Gendarmería”, aclaró.

Luis Barrientos, del sindicato de obreros curtidores apuntó que “en una etapa democrática como la que estamos viviendo, no aceptamos la desaparición de una persona.” También apuntó a la responsabilidad del gobierno por “no investigar y no decir qué pasó con Santiago.”

Sonia Alesso, secretaria general de CTERA, dijo que desde la federación de docentes se acercaron para acompañar el dolor de la familia de Santiago que “necesita conocer la verdad de todo lo que sucedió.”

“Los argentinos queremos justicia y que se llegue al fondo de la investigación. La circunstancias de la muerte de Santiago todavía no están esclarecidas, pero es claro que se dio en el en el marco de un operativo donde la Gendermería sin orden judicial se metió y reprimió a la comunidad mapuche”, señaló.

Roberto Baradel, titular del sindicato docente bonaerense Suteba, pidió que se juzguen responsabilidades penales y políticas, ya que “Santiago no tuvo un accidente, estuvo desaparecido casi 80 días después de un operativo de Gendarmería, donde intervino un funcionario del gobierno, que es Noceti.”

El dirigente pidió además “la plena vigencia de los derechos humanos”, algo que “no es lo que estamos viviendo hoy”, opinó. “Este es un gobierno elegido democráticamente pero con actitudes autoritarias”, aclaró.

Además, hubo concentraciones en las plazas de todo el país y el mundo. (Ver aparte)

Más Noticias