Martes 05 de Septiembre del 2017 - Rosario

Más de 30 policías detenidos por la desaparición forzada del joven Franco Casco

La justicia hizo lugar al pedido de detención de los policías había sido realizado por la fiscalía y la familia del joven.

Escuchar/Descargar la entrevista a Salvador Vera, abogado de la familia

El juez federal Carlos Vera Barros ordenó detener a 30 policías de la provincia de Santa Fe por la detención, privación ilegal de la libertad y muerte de Franco Casco, como por su posterior encubrimiento.. La decisión fue adoptada por pedido de la fiscalía y de la familia del joven.

Franco Casco, tenía 20 años cuando en octubre de 2014 había llegado a Rosario desde Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, a visitar a familiares. Cuando quiso volver a su ciudad fue detenido arbitrariamente por la policía santafecina, torturado hasta matarlo dentro de un calabozo de la Comisaría 7ma y luego su cuerpo fue arrojado a un arroyo para hacerlo desaparecer.

En diálogo con el Informativo FARCO, el abogado de la familia Salvador Vera, del Equipo Jurídico Asamblea por los derechos de la niñez y juventud de Rosario, relató: “El 6 de octubre luego de pasar unos días en la ciudad de rosario visitando a su familia decidió emprender su regreso. A las 6:30 de la tarde se retiró de la casa de su tía para abordar el tren a medianoche. En esa franja horaria es aprehendido ilegalmente por un móvil policial de la seccional 7ma y es ingresado a un calabozo transitorio de la misma comisaría en horas de la noche, antes de la comida de los internos. Durante su cautiverio dentro de la seccional es sometido a diversos vejámenes, torturas y feroces turnos de golpiza que le causaron la muerte. Luego de esto los agentes decidieron deshacerse del cuerpo. Veintiún días después su cuerpo apareció flotando en el río Paraná frente al Monumento Nacional a la Bandera”.

“Una primera batalla judicial fue que la causa sea caratulada como desaparición forzada de persona y el apartamiento de la policía, autora del hecho, de la investigación”, recordó el abogado y añadió que ésta última decisión judicial “fue porque el juez tenía todos los elementos de prueba para valorar nuestro pedido de indagatoria de los policías”.

Desde octubre del año 2014 después de que su cadáver fuera hallado en el Río Paraná, la familia y las organizaciones vienen sosteniendo que a Franco lo mató la policía y lo desapareció el Estado.

Vera explicó que cuando hay una desaparición forzada de persona “participan muchas personas cumpliendo diferentes roles en todo el itinerario de la desaparición”, es por eso que “nunca puede hacerse desaparecer una persona si no es con los recursos estatales”.

“Los agentes policiales se valieron de toda la estructura estatal y policial a los fines de hacer desaparecer el cuerpo y luego cuando el cuerpo aparece, a través de un medico policial, hacer perder evidencia de la causa”, apuntó.

La Multisectorial Justicia por Franco Casco exigió en un comunicado que sean procesados, llevados a juicio, y que haya una condena ejemplar a todxs aquellxs que están involucrados en la desaparición y asesinato de Franco. “Que sirva como precedente ante un contexto nacional en el cual la avanzada represiva ha tomado fuerza profundizando prácticas del terrorismo de Estado que nunca fueron erradicadas”, señalaron.

Más Noticias