Lunes 06 de Agosto del 2018 - Nacionales

Marcos Eduardo Ramos: Otro nieto que recupera su identidad y su historia

Es el hijo de María del Carmen Ramos, militante de PRT, y fueron secuestrados por la dictadura militar en noviembre del 1976 en Tucumán.

El viernes las Abuelas de Plaza de Mayo realizaron una conferencia de prensa para anunciar que encontraron un nuevo nieto, el número 128 al que logran restituirle su identidad luego de ser apropiado por la dictadura cívico militar.

Marcos Eduardo Ramos, es hijo de Rosario del Carmen Ramos, militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), quién continúa desaparecida. Ambos fueron secuestrados en noviembre de 1976 por las fuerzas de seguridad en el marco de operativos ilegales que se realizaron en San Miguel de Tucumán, él con casi cinco meses de vida. En ese momento también fue secuestrado uno de los hermanos mayores de Marcos, Ismael, quién pudo escapar, y nunca más supo de ellos.

Después de 42 años, pudieron encontrar  a Marcos y él accedió voluntariamente a realizarse los exámenes de ADN. “Abuelas de Plaza de Mayo celebra el encuentro de otro nieto que durante 42 años vivió con su identidad cambiada”, comenzó diciendo Estela de Carlotto en la conferencia en la que brindaron información sobre el nuevo nieto restituido.

Junto a las abuelas y nietos estuvieron los hermanos de Marcos, Ismael y Camilo. Éste último señaló que “mucho se habla de la restitución de una persona, de un ser humana, para mí es la restitución del amor no vivido. 42 años del amor no vivido”.

Al final de su discurso Estela dijo que es indispensable la ayuda de la sociedad para saber donde están los nietos y nietas y qué paso con los hijos e hijas. “Cualquier información, por insignificante que pueda parecer, quizá resulte la pieza faltante para dar con uno de ellos. Lejos de hacer daño o meterse en asuntos privados, serán protagonistas de sanar parte de la historia de nuestro país que aún duele. Los nietos y nietas lo agradecerán. Y aunque muchas Abuelas ya no estén, las familias, motorizadas por su lucha, podremos lograr ese abrazo postergado”, concluyó.

Fuente: Abuelas de Plaza de Mayo

Más Noticias