Miercoles 28 de Agosto del 2019 - Nacionales

Las principales ciudades del país marcharon contra el gatillo fácil

La movilización tuvo como protagonistas a familiares de víctimas del gatillo fácil quiénes denunciaron el recrudecimiento de la represión durante el gobierno de Cambiemos.

Este martes 27 de agosto familiares de víctimas junto a organizaciones sociales y de derechos humanos marcharon en la Ciudad de Buenos Aires y en otros lugares del país contra el gatillo fácil.

En CABA la movilización terminó con un acto en Plaza de Mayo, donde se leyó un documento en el que condenaron las políticas represivas implementadas por el presidente Mauricio Macri y la ministra Patricia Bullrich.

En declaraciones al móvil de Radio Gráfica, Nacho Levy, referente de la organización La Poderosa, expresó que «es una marcha que no debería existir si no existiera una abatido cada 21 horas, según las estadísticas de Correpi, a manos de quiénes en teoría deberían cuidarnos».

La movilización fue encabezada por familiares de víctimas del gatillo fácil, entre ellas Emilia Vasallo, mamá de Paly Alcorta y Mónica Alegre, la mamá de Luciano Arruga. «Hoy vienen a poner en la calle un problema que se desborda en todas las barriadas» relató Levy.

Además señaló que «no se puede sostener un modelo económico que cierra escuelas y abre cárceles sino invisibilizando, silenciando, a los palazos, a los tiros, con desapariciones y detenciones arbitrarias que se vienen padeciendo adentro de nuestros barrios».

La marcha se replicó también en las principales ciudades del país como Mendoza, Córdoba y Rosario.

Mónica Campoy, mamá de Andrés García Campoy, asesinado en 2014 por Gendarmería Nacional en una ruta de Mendoza contó a FM Cuyum que hace cinco años reclama justicia por el crimen y pide el juicio oral para los asesinos de su hijo.

«Yo no puedo entender todavía. Él llevaba todos los papeles al día del auto, el seguro, lo paran y termina con un tiro en la nuca. Después lo hicieron pasar como un suicidio. Los gendarmes, Maximiliano Alfonso Cruz y Corazón de Jesús Velázquez están imputados por homicidio agravado, pero fueron puestos en libertad por el Juez Walter Bento» relató la mujer desde la movilización en Mendoza.

Viviana Alegre, la mamá de Facundo Rivero Alegre, desparecido en la ciudad de Córdoba en 2012, denunció que «cada vez se ha incrementado más la represión, sobre todo contra los pibes». «Nosotros no solamente somos la voz de nuestros hijos sino de todos los pibes para reclamar por sus derechos, por vivienda, por educación, por salud, no solamente contra la represión» expresó a Radio Villanos en la movilización en la ciudad de Córdoba.

Desde Rosario, Julieta Riquelme, hermana de Jonathan Herrera, advirtió que «desde la vuelta de la democracia al día de hoy hay más de 6500 pibes asesinados, fusilados, desaparecidos» e hizo hincapié en el recrudecimiento de la represión por parte del actual gobierno, con un pibe asesinado cada 21 horas por las fuerzas de seguridad.

En declaraciones a Aire Libre Radio Comunitaria, Riquelme expresó: «El reclamo es que dejen de asesinar a nuestros pibes, que dejen de criminalizar la pobreza, la protesta. El reclamo es el mismo que en todo el país. No podemos permitir que se sigan llenando nuestros barrios de más policía, con mas represión para los mismos, los que estamos en los barrios. Es increíble el aval que tiene la policía con este gobierno que habilita y felicita estas practicas abusivas de la policía».

Más Noticias