Martes 05 de Junio del 2018 - Juárez Celman

Las familias desalojadas fueron a reclamar al Ministerio de Desarrollo Social

Luego del violento operativo del viernes pasado que dejó a unas 120 familias sin sus pertenencias ni lugar para vivir, esperan una solución al problema de tierra y vivienda por parte del gobierno provincial.

Escuchar/Descargar el reporte de Mauro Gómez, desde Radio La Ranchada

Tras el desalojo en el predio de Parque Esperanza en la localidad de Juárez Celman, las más de cien familias continúan en una situación de hacinamiento en la Parroquia del lugar.

Esta mañana una docena de familias se acercaron al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia para interiorizarse sobre la ayuda que se les prometieron luego del desalojo forzado. A pesar de las promesas del ministro Sergio Tocalli, aún no hubo una ayuda efectiva que garantice solucionar los problemas de hábitat de las 120 familias vulneradas.

En declaraciones a La Ranchada, los vecinos sostuvieron que “el problema principal no es otra cosa que la expresión de la falta de políticas públicas del gobierno provincial, nacional y local en cuanto al acceso a la tierra y la vivienda”.

Las familias que estamos amontonadas en una iglesia da cuenta de quien maneja la tierra y para qué. Tenemos un predio con gas y aguas y está destinado al desarrollo inmobiliario“, agregó el vecino.

Una de las mujeres señaló que se violaron los derechos de todos y todas en el desalojo: “Nos echaron como perros, nos dejaron sin lugar donde vivir, nos dejaron sin un techo”.

Más Noticias