Miercoles 28 de Marzo del 2018 - Córdoba

Las cooperativas de servicios públicos en pie de lucha contra los aumentos

Denuncian inequidad en el mercado y reclaman ser consideradas distribuidoras de energía, y no grandes usuarios. También piden que las tarifas sociales alcancen a todos los usuarios que les corresponde, y no sólo a los clientes de grandes empresas como EPEC.

Escuchar/Descargar el reporte de Radio La Ronda, desde Colonia Caroya

Tras la masiva marcha de la semana pasada hacia Casa de Gobierno en Córdoba capital, las más de 200 cooperativas eléctricas del interior, aguardan respuestas por parte del gobernador Juan Schiaretti y del propio gobierno nacional.

Estas entidades brindan el servicio al 70% del territorio provincial y tienen más de 700 mil usuarios-socios, abasteciendo al 30% de la población total. “Tarifas justas para nuestros usuarios”, “Tarifa Social para toda la Provincia”, “Redeterminar la quita de subsidios” y “Evaluar la carga impositiva que termina impactando en la factura del usuario”, fueron las consignas de la movilización.

Allí se pronunciaron en sintonía con el comunicado emitido días atrás por la Federación de Cooperativas Eléctricas y de Servicios de Córdoba (Fecescor) y advirtieron que la situación tarifaria en el interior provincial es insostenible.

Eugenio Sela, Secretario del Concejo de Administración de la Cooperativa de Servicios Públicos de Colonia Caroya y Jesús María, pidió que las cooperativas sean consideradas “distribuidoras”de energía, y no grandes usuarios.

Las cooperativas son las encargadas de brindar el servicio de energía local y son las que están en contacto con los vecinos. También respaldaron el creciente reclamo de los socios que las componen, quienes a su vez consumen el servicio, por “tarifas que resultan inalcanzables”.

A estas instituciones, les toca explicar que los aumentos de las tarifas no son una decisión propia y que la formación de precios, viene de arriba, y es parte de la política económica del gobierno nacional.

En ese sentido, Sela explicó que “el Estado Nacional quita subsidios a las generadoras, y éstas los trasladan a EPEC y CAMMESA; y EPEC a las cooperativas, a lo que se añade los costos de transporte. Esto se traduce en boletas mas infladas, que afecta a los bolsillos de todos”.

Por último, las cooperativas de servicios públicos manifestaron su descontento por la quita de los subsidios de tarifa social, a diferencia de EPEC, la gran Empresa Provincial de Energía de Córdoba, a la que el gobierno nacional le perdonó una deuda de $ 5429 millones que mantiene con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). La compañía fue la más beneficiada por la condonación de deudas a distribuidoras eléctricas en el presupuesto 2017 del gobierno de Cambiemos.

Hoy, las cooperativas exigen un nuevo marco regulatorio que comprenda “el reclamo para que las cooperativas sean consideradas distribuidoras, y que se vuelvan a incorporar las tarifas sociales a quiénes corresponden”, dijo Sela.

El mismo jueves 22 de marzo, día en que se realizó la movilización de cooperativas de toda la provincia, se publicó en el Boletín Oficial de la provincia lo que significará un nuevo aumento en el costo de la luz de parte de la EPEC.

Desde el año pasado, el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) puso en funcionamiento un mecanismo de ajuste trimestral que evita el paso por una audiencia pública. Y en ese marco, el organismo provincial autorizó que a partir del 1º de abril, el costo de la energía eléctrica para usuarios de la EPEC se incremente un 2,7 por ciento.

Más Noticias