Viernes 16 de Diciembre del 2016 - Córdoba

La universidad aprobó la reforma que habían impedido los estudiantes

Las autoridades universitarias eligieron un lugar alejado de la institución para realizar una maratónica sesión que duró poco más de 5 minutos. Mientras tanto, un operativo policial impedían el acceso de los que estaban en contra.

Escuchá/Descargá el reporte de Pierina Propato, desde Radio La Ranchada

Ayer por la mañana finalmente se realizó la Asamblea de la Universidad Nacional de Córdoba que aprobó un proyecto de reforma sin discusión previa.

Luego de la toma del Pabellón Argentina, se realizó la Asamblea Universitaria en el predio del Complejo Ferial, muy lejos del campus universitario, sólo con 124 consejeros oficialistas y sin el rector Hugo Juri.

En total, la sesión duró 6 minutos 11 segundos, que votó sin discusión previa y a mano alzada un paquete de reforma de estatuto que comprende: la elección directa de autoridades y la modificación en los porcentajes por claustro; la ratificación del Consejo Social Consultivo, integrado por importantes empresas que funcionarían como “asesoras” de las carreras y tendrían muchísimo peso a la hora de tomar decisiones; también se modificó la mayoría necesaria para futuras asambleas: de la mayoría simple (es decir la mitad más uno) se pasó a los dos tercios de los miembros y la incorporación de los colegios preuniversitarios al Honorable Consejo Superior.

En los comicios no pudieron participar las dos flamantes Facultades de Ciencias de la Comunicación y Ciencias Sociales, quienes fueron aprobadas como tales el 12 de diciembre de 2015 pero, todavía, el rector las mantiene aisladas de sus genuinos derechos de autonomía, autarquía y co-gobierno.

A las afueras del predio donde se realizó la Asamblea, un grupo de 600 personas, entre estudiantes, docentes y egresados, quienes rechazaron la iniciativa por considerar la falta de debate previo y conformaron un cordón humano que impidió el ingreso del rector. La actividad se realizó con la presencia de cuerpos de Infantería y un camión hidrante.

Estudiantes presentes en el lugar afirmaron que las autoridades “hicieron lo que querían, dando la espalda a la sociedad estudiantil, de docentes y no docentes”. 

Poco tiempo después de conocerse el resultado, organizaciones estudiantiles se concentraron en las calles del centro de la ciudad en repudio de la sesión, que calificaron de antidemocrática.

Por otro lado, decanos de la oposición brindaron una conferencia de prensa por la tarde para explicar su postura frente a lo resuelto por la Asamblea.

Más Noticias