Viernes 22 de Diciembre del 2017 - Córdoba

La justicia sentenció a Dahyana Gorosito por un crimen que no cometió

La justicia cordobesa decidió que Dahyana tiene la misma responsabilidad que su ex-pareja en la muerte de su hija y desconoció la violencia de generó que sufría la joven.

Escuchar/Descargar el reporte de Luis Sánchez, desde Radio La Ronda

La joven Dahyana Gorosito de 21 años fue condenada a 3 años de prisión por homicidio culposo de su hija recién nacida Selene. En Mayo del 2016, Dahyana fue obligada a parir en un descampado bajo las amenazas de su ex-pareja, Luis Oroná, quién le arrebató de los brazos a la niña y se la llevó. Dahyana no supo que su hija estaba muerta hasta que la policía encontró el cuerpo en la casa de la familia del padre de la beba, tras cuatro allanamientos.

Ayer la justicia cordobesa decidió que Dahyana tiene la misma responsabilidad que su ex-pareja en la muerte de su hija y desconoció la violencia de generó que sufría la joven. En diálogo con La Ronda, Paula Loza, integrante de la Mesa de Trabajo Libertad para Dahyana, que nuclea a varias organizaciones y personas que se comprometieron con la causa, contó que “estábamos convencidas de que la iban a absolver, porque ella está acusada de un crimen que no cometió. Esperábamos esa sentencia, sabiendo que el poder judicial es machista. Finalmente, la condena fue la misma para ella que para el autor material del asesinato de Selene. Algo muy injusto.”

El rol de la mesa fue acompañar a Dahyana en su proceso de libertad y necesidades básicas, su empoderamiento, y el reconocimiento de toda la violencia que ella vivió, que para las mujeres en situación de vulnerabilidad es difícil dimensionar. La otra función fue la de poder visibilizar el caso, tratando de instalar un mensaje distinto al de los medios hegemónicos, que decían que Dahyana era una mala madre por dejar morir a su hija”, relató Loza.

Desde esta mesa de trabajo denunciaron que el proceso estuvo cargado de prejuicios machistas. “El tratamiento que tuvo el Poder Judicial del caso da cuenta de la falta extrema de herramientas de perspectiva de género. A Dahyana le preguntaban sobre como ejercía su rol de madre o sus vínculos sexuales”, señaló Paula.

“A la justicia le faltan años y años de estudio y experiencia de lo que es tener perspectiva de género y valorizar la vida de las mujeres, porque lo único que hizo el sistema durante estos días fue desvalorizar la vida de Dahyana y poner cuestión todo lo que ella decía”, completó.

La carátula inicial acusaba a Dahyana de homicidio por omisión que tiene una condena de cadena perpetua, pero el trabajo de abogados y abogadas logró que se cambie la carátula y se reduzca la pena a 3 años. Hoy Dahyana se encuentra en libertad condicional hasta que la sentencia quede firme. Aunque presentarán una apelación, buscando mantener a Dahyana en libertad.

Más Noticias