Martes 27 de Junio del 2017 - Mendoza

La dirigente de la Tupac Amaru Nélida Rojas consiguió el arresto domiciliario

La dirigente mendocina, al igual que Milagro Sala en Jujuy, es una presa política. Ayer obtuvo el arresto domiciliario por complicaciones de salud.

Ayer, la dirigente de la organización Tupac Amaru de Mendoza, Nélida Rojas, que está presa acusada de asociación ilícita, consiguió la libertad domiciliaria, por problemas de salud. En declaraciones a Radio La Mosquitera, Vilma Rúpolo, ex presa política, recalcó que Nelly Rojas al igual que Milagro Sala es una presa política. “Lo injusto de esta detención nos hace reflexionar profundamente acerca de por qué hay casos en los que las personas no están presas y hay casos como estos en los que están presas como símbolo de dominación. Confiamos en que se va a demostrar la inocencia de los que están presos”, señaló.

Fernanda, militante de la Tupac Amaru de Mendoza señaló que “las condiciones en las que está en el penal no son favorables para su salud. Es muy arbitraria su detención porque no tienen pruebas de nada de lo que se la acusa”.

La militante recordó que la acusación contra Nelly es por “asociación ilícita, extorsión y coacción” y que se basan en cuestiones que tienen que ver con la organización: “Los que formamos parte de la Tupac, pagamos una cuota social mínima que usamos para construir una fábrica textil, un jardín , aulas satélites donde los chicos terminaban la secundaria, por ejemplo. Hoy en día todo eso no está funcionando.”

Virtudes Della Santa, integrante del Comité por la Liberación de Milagro Sala, criticó la actuación de la fiscal Gabriela Chávez: “Esto puede considerarse un triunfo porque hasta el momento la fiscal venía actuando a su voluntad en esta causa, persiguiendo a los tupaqueros de una forma desenfrenada. En las declaraciones públicas de la fiscal se puede ver su odio de clase hacia los pobres y sobre todo cuando esos pobres tienen una posición política que ella no tiene. Si la Tupac tiene que estar siendo procesada porque se hacen aportes sociales para el funcionamiento de la organización y eso se considera extorsión, cualquier organización podría recibir este tipo de acusaciones.”

Más Noticias